Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS F 4 ftOS BE l E N T o sesenta y nueve son los faros que hay funcionando en las costas de España en la actualidad. Y exceptuando los de la barra de Huelva, de Punta Abona (en Canarias) y del Peñón de Vélez de la Gomera (en África) todos son de construcción antigua. I os mencionados particularmente poseen el nuevo sistema de luz relámpago, que produce destellos con pequeños intervalos de eclipse total. Este sistema resuelve el problema de dar el mai or rendimiento de luz con el menor gasto de combustible; cada destello dura un décimo de segundo, y se producen de cinco en cinco segundos, en tanto qtie en los aparatos antiguos transcurren uno, dos y hasta cuatro minutos entre uno y otro destello. Para lograr esta velocidad, más necesaria cada día, se lia ideado este aparato, cuyo eje reposa por medio de un flotador sobre un depósito de mercurio, lo que hace casi insignificante el rozamiento, al contrario de lo que sucede en los antiguos aparatos, que han de ser movidos sobre rodillos por una máquina poderosa. El motor que hace funcionar el aparato es eléctrico; mas como esto obliga al entretenimiento frecuente de las pilas, se ha sustituido con motor de resortes múltiples, y de este modelo es el que funciona todas las noches en la torrecilla situada en lo alto del edificio donde se halla instalado el Servicio central de señales marítimas, junto á la antigua Platería de Martínez, aparato aquél idéntico al que están instalando en Peña Horadada (Santander) La luz de este faro se ve desde 22 kilómetros de distancia, según las experiencias hechas. El aparato es una maravilla de construcción, un verdadero juguete; funciona sin el auxilio del hombre por espacio de mes y medio ó dos meses, tiempo que tarda en consumir el petróleo del depósito cilindrico que tiene en la parte superior y en desarrollar casi toda la cuerda desús carretes. Por tal razón, se utiliza en los parajes d é l a costa de acceso difícil por lo embravecido del mar, y en los cuales es imposible la permanencia del hombre. Ea sustitución de los modelos antiguos por los