Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i. -íí 3 V V ir i- SSB. X i ¿üV ÍOT í A í Ag rí: i. S 5 ¿íí NOTAS ARTÍSTICAS HEEMEIJEGILDO E 3 TEVAN T LA ACADEMIA ESPAÑOLA DE BELLAS AETES, EN EOMA ioDESTA y casi obscura, pero muy fructuosa existencia la de la Academia de Bellas Artes que Es paña tiene establecida en Roma. Otras naciones, que por cierto pagan mejor sus representaciones artísticas en Italia, las conceden gran importancia y atención. Aquí nos contentamos con enviar allá á los pensionados y exponer en un patio cualquiera del ministerio de Estado sus envíos, sin que nadie vuelva á acordarse de ellos ni de que tal Academia existe. Por fortuna, en la Academia de Roma h a y un artista de corazón, en quien ni los años ni la indiferencia oficial han extinguido el entusiasmo que por aquella obra artística y patriótica siente: es el secretario de la Academia, el excelente artista zaragozano D. Hermenegildo Estevan, discípulo que fué del gran maestro D. Carlos d e Haes. Pensionado en Roma después de oposición brillantísima, fué uno de los primeros paisajistas que obtuvieron distinción tan señalada. Al terminar el plazo de su pensión, durante la cual obtuvo los mejores resultados y mereció las calificaciones más honrosas, Hermenegildo Estevan fué nombrado secretario de la Academia, cargo que viene desempeñando desde hace diecisiete años con tanto celo como discreción y con gran aplauso de cuantos artistas se han sucedido en la Dirección de aquel magnífico centro docente, así como con verdadera satisfacción de los muchos pensionados que por el palacio de la Academia pasaron en ese tiempo y para los cuales Hermenegildo Estevan ha sido un compañero amable, un ilustrado consejero y un defensor celoso de los intereses y prestigios de la clase. Tan buenos resultados no se consiguen sin una gran autoridad moral, como la que le dan á Estevan, no sólo sus altos méritos de artista laureado en muchas Exposiciones nacionales y extranjeras, sino también su cultura, su laboriosidad y sus relevantes prendas y condiciones de carácter. En premio á unos y otros merecimientos, varias veces ha sido propuesto para distintas condecoraciones y recompensas oficiales por los Embajadores de España en Roma, quienes mejor que nadie han podido apreciar las dificultades del cargo de Secretario de tina Academia concurrida por jóvenes de genio resuelto y sacudido, cual corresponde á los bríos propios de los artistas noveles, y que, sin embargo, en todas las ocasiones ha sido modelo d e corrección y cultura y ha dejado en el mejor lugar el nombre de España. Así, pues, publicando el retrato de Estevan y la reproducción de uno de sus últimos apuntes de paisaje, creemos hacer constar algo que está ya consagrado y reconocido, aun cuando no sea cosa vulgar; el mérito del artista y la gran altura á que se encuentra nuestra Academia en Roma, uno de los más importantes centros de enseñanza práctica que sostiene el Estado español.