Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS liOMIMGOS %l fij Lg LCllAs veces se h a llamado al Retiro el pulnión de Mad d, lo cual era verdad probada cuaudo el Retiro se hallaba abierto á todos los aires sanos y puros. Por desgracia ó por fortuna, el crecimiento de la población madrileña ha encerrado y a al Retiro en una cintura de. edificios, muchos de ellos nada sanificantes ni purificadores, y y a comienzan á notarse en el pulmón de Madrid las terribles cavernas pro pias de la tuberculosis. lyOS madrileños no podemos fiarnos ya del Retiro. Ha comenzado el éxodo en busca de otros pulmones más amplios y sanos de veras, y entre ellos el más cercano y el de más fácil acceso es El Pardo. I. a gente dominguera ya no se contenta con el Retiro, ni siquiera con la Moncloa. ¿Para qtié quiere uno el tren de El Pardo, que parece un ferrocarril de juguete, aunque, para niayoi ilusión, mete tanto ruido como un expreso? ¿Dónde hay gusto como el de dar un paseo, po I V V uiéndose de codos en la galería 3 tiierta del tren mintisculo, efa lando primeramente á los contertulios de los Viveros, pasando I k O i P entre los concurdáneos de WÍj 9 AT Iteft Puerta de Hierro, sorpren-