Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Entre ellas figuran las ya conocidas y aplaudidas en temporadas anteriores, señoritas Barrientos, Carelli y De Lerma. Las otras tres primeras sopranos dramáticas tenemos el honor y el gusto de presentárselas á ustedes: son las señoritas Linda Micucci, Elena Bianchini- Capelli y. María Vinent, de las que desde luego puede asegurarse que, como guapas, son guapas. Ya no nos gustan tanto los tenores Sr. Amadeo Bassi y Sr. Cario Barrera; pero vienen precedidos de gran fama, que deseamos y nos alegraremos que se confirme. Y Wotan sobre todo, ya que Wotan es el dios que menos le agrada á la empresa. DüENO; pues dejándonos ahora de gorgoritos y de melodías, hablemos un poquito de la situación MOROS TRASLADANDO SI 7 S TIENDAS A L C A M P 9 D E MELILLA de Melilla, en cuyo campo, y aun dentro d e la misma plaxa, se hallan refugiados algunos millares de moros y moras, que se refugian allí buscando el amparo y la protección de España. Parece quenuestrO pabellón es el paño de lágrimas de los moros hoy, sin perjuicio de que el día de mañanase les antoje hacer con él cualquier acción fea si les dejan, que no es creíble que les dejen. Muy mala debe de ser la situación en el Lnperio, cuando los mismos moros andan huyendo unos de otros y acogiéndose á la protección de los cristianos. Las fotografías que de Melilla nos remiten dan idea del desorden y terror que entre los moros reinan. L a s tiendas desplegadas á escape; las mujeres co 1 rriendo despavoridas con los utensilios c a s e r o s á cuestas, y los moros, de ordinario tan reposados y calmosos, perdiendo los estribos... Todo esto constituye un espectáculo inusitado que sorprende á los habitantes de la plaza es- uu ADUAR AÜBÜLAJNTE pañola. D E R O en materia de sucesos inusitados y extraordinarios, nada hay comparable con lo que acaba de ocurrir en el istmo de Panamá; es decir, con la rápida é inesperada aparición de una nacionalidad ó declaración de independencia de uii territorio, hoy día el más importante de América pues en él, desde hace años, tenía fijos sus ávidos ojos nuestro antiguo é insaciable amigo el Tío Sam. Una nación que de repente, sin previo aviso ni preparación y sin guerras largas ni perturbaciones de las que llamamos intestinas, aunque el vocablo resulte un tanto feo, asoma la cabeza y se arranca de su correspondiente Metrópoli para constituirse en país independiente, es siempre un espectáculo curioso y hasta, si se quiere, edificante. Ciertamente que el estado de Colombia no debe de ser m u y halagüeño cuando se ha dejado sorprender por los sucesos revolucionarios de Panamá, pero tampoco creemos ui cree nadie que pudiera evitarse lo que es resultado de una labor constante y sorda de los Estados Unidos, á quienes en este asunto les guía, sin duda, un interés egoísta CAMPAMENTO MORO IMPROVISAD. y particular, pero que cederá en be- Fotograíías de M. Gaibán neucio de todos los pueblos, pueS