Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UNA BARRICADA EN BILBAO LA VIEJA l- i l. fi. Xovillo LA SEMANA PASADA I A huelga de Bilbao ha sido el asunto culminante de la semana pasada, y su feliz é inesperada solución una prueba novísima de que vivimos en el país de las contradicciones políticas, administrativas... y de las otras. El hecho de las huelgas, que aún en España con. stituye una amenaza y una cuestión de orden público, porque, según se ve, no prospera aquí más indu. stria que esa de las contradicciones, en todos los demás países ya es un hecho habitual, que nO altera la existencia de los pueblo, ni saca á nadie de quicio: suele resolverse por medio de arbitrajes y acuerdos pacíficos en la mayor í a d e los casos, y los ciudadanos no húelgui. stas apenas si se enteran de lo ocurrido. LO RRNF. RALES ZAPPINO Y HERNÁNDEZ DK VELASCO Y OTRAS A U T O R I D A D E S RECORRIENDO LAS CALLES F o t Asenjo Aquí, para que todo sea cómico, aun eu estos asuntos irág- icos, resulta que la misión áe templanza, de moderación y de apaciguamiento de los espíritus se ha dado á un militar bravo y aguerriao, al general Zappino, quien ha desempeñado dicha misión á las mil maravillas. Es un hecho admirable: en cuanto salen á la calle los soldados, ya no hay nada que temer. En cambio, los guindillas, los municipales, los encargados del orden y de la paz publica, esos son los que cometen los mayores desaguisados. Eso ha ocurrido en Bilbao y sucede siempre. P i v puerto de Palma de Mallorca se ha visto favorecido en la semana última con lu iií? ÍÜKKZAS DKL KJÉRCITO OCUPANDO LA PLAZA CIRCULAR F o t Torcld. t García y Compafiid