Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AÑO TRECE Y NUMERO 652 A MADW DÍA 31 DE OCTUBRE DE 1903 h h SEMAHA PASADA O N la misma encantadora y matemática precisión con que ha hecho sus experimentos anteriores, realizó él ilustre Santos- Dumont su nueva salida por los aires el día 19 del corriente, guiando el nuevo y magnífico dirigible ó gloio- ómnibiis Santos- Duriwnt mím. 10, vehícíilo á. e navegación aérea el más importante que se ha construido hasta el día, toda vez que en él pueden viajar hasta doce personas con gran comodidad, sobre todo si tienen la cabeza firme y, no padecen el vértigo de las alturas. Asw Á ¡4 rr -Al 5 ASCKNSrÓN DEL GLOBO ÓMNIBUS SANTOS DUMONT KÚM. 10 Fot. Cribayedoft Quería Santos- Dumont festejar de tal manera el segundo aniversario de las experiencias definitivas realizadas por él en 1901 para la adjudicación del premio Deutcoh que obtuvo, como recordarán nuestros lectores, y ninguna manera mejor de celebrarlo que la ascensión en un globo que ya puede considerarse como un trasatlántico de la atmósfera. Al valiente y sabio inventor acompañaron en su excursión dos damas ilustres por la bravura y serenidad de que dieron pruebas: las señoras de Mackay y d e Taylor... y en representación de las otras nueve personas que puede conducir el dirigible, iban otros tantos sacos de arena de peso equivalente. El globo- ómnibus resuelve en definitiva una cantidad enorme de problemas, y puede ser la base de sabe Dios cuántos inventos más. Según dicen, no se propone por ahora Santos Dumont elevarse á capas muy altas de la atmósfera, sino tan sólo manejar sus aparatosaéreos lo mejor posible dentro de u n límite prudente de altura, si bien es claro que basta la elevación á que subió el otro día (de 40 á 50 metros) para que pierda la cabeza el que no la tenga muy se nira. Las numerosas fotografías que hemos recibido nos presentan al insigne inventor andando por los listones aéreos de su globo como una araña por los hilos de su red; la seguridad con que se maneja entre aquellos palitroques tan frágiles, debe comunicar á quien lo vea el presentimiento de que aun cuando el globo se hiciera trizas, su djieño se las arreglaría, d n duda alguna, para sostenerso en el aire por arte de birlibirloque.