Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CTT- VDRO MADRILEÑO. El lliisco de Reproducciones p N el sitio más sinipático y agradable de este feísimo y bullicioso Madrid, enfrente del parterre del Retiro, delante de la graciosa estatua de María Cristina, qae p a r e c e una bombonera gigantesca cincelada por maravilloso orfebre, existe un asilo de paz, un dulce y suave remanso donde es grato á veces detenerse y r e p o s a r de las prosaicas agitaciones del vivir diario. A él es necesario acudir de cuando en cuando, y á él vamos cuantos ÍACHA- DA ANTERIOB. c o n o c e m o s su virtud balsámica y lenitiva, calmante de toda excitación cerebral. Allí descansan los ojos contemplando lo más exquisito y perfecto de la forma humana, y huel a, por consiguiente, el cerebro, considerando los más acabados y enormes esfuerzos á que h a llegado i; l arte plástico. Allí el hombre entristecido ó amargado por los azares de la vida tiene la seguridad de encontrar rostros y cuerpos amigos, reveladores de limas plácidas y serenas, que desde hace siglos y si V i t M M í F. iCÜADA POSTEiMij glos están mirando con olímpica majestad el espectáculo de la vida y provocando e n centenares de generaciones h u m a n a s los mismos s e n t i m i e n t o s Allí el atormentado por dolores y pesadumbres halla lo que siempre se busca en tales casos, es decir, un ser que los comparta; para ello le salen al p a s o la desconsolada Niobe y Laocoonte el d e s e s p e r a d o Allí el hombre contento y en tusiasta de la vida troEN U N A DE LAS SALAS LATERALES pieza con las más altas representaciones de ella en la sala de las Venus, ante el Apolo de Belvedere, frente á la complacida figura del alegre Sileno: seres que, según la observación profundísima de Taine, no sienten ni padecen, no esperan ni desesperan, ni tienen que hacer otra cosa que vivir eternamente en la tranquila fruición de su propia hermosura inmortal. Allí el literato puede contemplar cara á cara á los maes-