Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mm o mcm e A las coleccionistas de postales S odos os días recibo quince 6 veinte farjefíhs de ofras tantas señoritas, que se figuran que esaribo por el gusto de escribir, y sin más conocimiento me piden un pensamiento que ya es bastante pedir. üo soy por educación esclavo del sexo bello; pero no mandar el sello para la contestación, y que tenga que pagar la postal no franqueada, es una broma pesada que no debo tolerar. Sn tocándome al bolsillo, me sublevo sin querer. i o no estoy dispuesto á hacer lo del sastre del Campillo Siaya en la exageración ¡a t. postal monomanía y es ya una cursilería, dicho sea con perdón. JCoy las compran muy baratas todas las clases sociales, y se han puesto las postales nivel de las patatas. Siendo jóvenes y hermosas, aún las perdono ese vicio; pero me saca de quicio el que pidan ciertas cosas ¡a viudita Salomé, que es más fea que un dolor, ó la doncella eonor, con más años que Jíoé. Cuando una desconocida me pide, sin fundamento. ÍF ííSS? 9 MW m. fts N V 5i í r ss i ¿Sai tím A. M Xt ñ vá que la mande un pensamiento, me echo á temblar en seguida. cuando al fm me decide mi afán de portarme bien, exclamo: Í) ios mío... l ¡uién será la que me lo pide? S ara cortar de repente que me molesten así, desde hoy establezco mi tarifa correspondiente 3- ea que con interés solicite una tarjeta, por mi firma, una peseta; por un pensamiento, tres. a que mande su retrato ¡unto con la tarjefits, siendo joven y bonita será el precio más barato. Zoda señora mayor de cincuenta y tantos, cero. Jíi aun pesándome en dinero quiero hacerles el favor Xas de la Vuelta de Jlrriba ó de la Vuelta de Jlbajo que me pidan el trabajo de que una postal suscriba, deben con toda finura remitir con las postales, bien íjlguilas imperiales- bien tabaco en picadura. Si no tengo qué chupar, escribo de mala gana, í o pagaré la adijana, que ya es bastante pagar. Jiunque me llamen grosero, de mis casillas me salgo, y como no manden algo, firmar postales no quiero. ¡Señoritas, por favor ¡Que desde fines de Jlbrií i evo firmadas i- tres mil ochocientas... (Sa vo error. JOSÉ J A C K S O N V E Y A N D I B U J O D E J. F R A N C É S