Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CUESTO BATCKEO, POR GAS? ÓS í. Yolvía el tío Serapjo do hacer SUS centas de pólvora; que 4 este negocio se dedicaba, como casi todos sus conTecinos. 2. Y encontró á su mujer muy afligida 3. ¡Pero mujer! decía Serapio, isi me porque había fallecido su hija Rita, mu fi antiayor! ¡En dos días! ¡Esto ha sido chacha agraciada de unos quince años. un tiro! ¿Quiá pasau aquí? 4. Pues, lo primero, lé dio una miaja de ataque; llamemos al medico y le recetó anos polvos oscuros y dimpués unos pa: 5) eles. ñ- -Esa es la receta délos polvos. ¡Ah! ¡Ridiós! ya me voy escamando; y ¿quémas, quemas? cuéntame. 6. -Tomó los polvos y los papeles y no se apañaba; vino el medico y le recetó unas pildoras. -Anda; trai las que haigan quedau. 7. -Ahí las tienes. -Pildoras de hierro plateadas. ¿Y cuántas de éstas se ha tomau? -Una docena, poco más ú menos, y después otros papeles. 8. -Esto no pué quedar así. Hay que matar al médico ú dar parte al juez, lo que tú quieras. -Pero hombro, explícate; ¿qué pasa? -Que ñus ha matau la chica. Ya verás. 9. -Los polvos son nitro, azufre y carbón; ¡pólvora! aquí eso lo sabemos todos. Luego, papeles. Después pildoras; míalas; esto son ¡perdigones! Y más papeles; ¡loa tacos! ¡Lo dicho! esto ka sido un tiro.