Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LKJL: EIITJOH p t triunfo del insigne maestro D. Benito Pérez Galdós con el estrenp de Mari- ucha fué grande; pero si no lo hubiera sido, habrianse encargado de engrandecerle los seTores del escalpelo de Barcelona y de Madrid, entablando una polémica que ha durado algunos días, y sobre la cual no ha podido dar su fallo definitivo el público, juez supremo é inapelable, por varias razones: la primera, porque el de Madrid no ha visto la obra; la segunda, porque surgen en su ánimo dudas y recelos que no puede desvanecer fácilmente. Cierto que hay cultura literaria en Madrid para poder juzgar una obra- -dice la opinión; -pero ¿es que no la hay en Barcelona? Por otra parte, dando de barato que la crítica madrileña, A 1 poner peros á Marmcha, haya sido sincera, ¿lo ha sido siempre? ¿lo fué s A. MARÍA GUERRERO EN EL PRIMER ACTO DE MARIUCHA al poner por las nubes á Electrdf ¿Es cierto que el teatro Eldorado, de Barcelona, se ha llenado las noches c ue se ha representado Mariucha? Pues siendo así, ¿qué diferen v; cia hay entre el triunfo de Aíariucha y el de Electra? Por último el público, que admira á Galdós, que sabe lo que vale pensando y escribiendo, se inclina á creer que más fácil que se equivoque el maestro es que se equivoijuen tres ó cuatro críticos, impresionables unos, principiantes otros, gastado alguno... El público madrileño ansia conocer Marüicha, no por ver quién de las dos críticas, la catalana ó la madrileña, tiene razón, s i n o porque dePérezGaldós no espera nada que deje de satisfacerle. Además, y en esto sí que han c o i n elidido tirios y troy a n o s María Guerrero EN FX ACTO SEG UNDO y Fernando Mendoza interpretan de modo inmejorable las dos principales figuras de la obra, y en los tiempos que corremos, tan medianos para la representación escénica, no es fácil ver bien representada una comedia. Cualquier cómico en cuanto pisa una docena de veces las tablas se considera con títulos bastantes para dirigir una compañía y constituirse en primer actor, resultando de este desdichado afán, que si hay muchos capitanes generales no lo son por tméritos de campaña sino por golnes de Iístado cuyas funestas consecuencias es el Estado mismo el primero en sufrir. Nada de esto reza con María Guerrero y Fernando Mendoza, que han llegado á la primera fila de los actores del día por sus propios méritos, á fuerza de estudiar y sacrificarse por el arte que con tanta gloria cultivan. María Guerrero ha hecho, según la crítica, una Marmcha como la soñara Galdós. El público barcelonés, que ha hecho justicia al eximio autor de la obra, ha sabido hacérsela también á la insigne actriz y á Díaz de Mendoza, su digno compañero. fc. FOTOGRAFÍAS ADDOÜAKD E N E L TERCER ACTO