Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
RINCONES VERAWIEGOS SANLÚCAR DE BARRAMEDA. LAS PILETAS Tr KSDK Sierra Morena para abajo, nadie igOora que SaiiliJcar de Barrameda es el Saa Sebastián del Mediodía de España. Como San Sebaslián, es Sanlúcar una ciudad alegre, limpia, sana y llena de atractivos naturales. Su situación á la orilla kquicrda de la desembocadura del Guadalquivir, que es allí un brazo de mar: su henuoso cielo, la serenidad del ambiente y la frescura del viento que domina allí de ordinario, haeen de ella un lugar incomparable para el veraneo, Saulúcar de Barrameda es además uno de los sitios más sanos de Kspaña; y si hemos de creer A las estadísticas oficiales, no hay allí enfermedades endémicas; y si alguien se muere, es por exceso de salud y plétora de sangre y de felicidad. Por otra parte, ¿cómn olvidar los benditísimos vinos de Sanlúcar, que tienen todo lo bueno de una bebida y todo lo fino 3 exquisito de un perfume, y todo lo provechoso de un bálsamo ó elixir mirífico capaz de comunicar á quien lo bebe la pertlurable juventud y la alegría eterna? pues bien; á todos estos milagrosos beneficios é insuperables calidades de que la Divina previsión tuvo á bien dolar á Sanlüeai de Bürrameda, es preciso añadir la e istencia del incomparable manantial llamado Lns riJ as. cuya fnente pueden ustedes ver representada por García y RodríguciÍH el gran pintor sevillano, con sn habitual maestría, Zas Pilrítis dan unas a uas ferrupuosas eren atadas- cloruradas, íegún la nomenclatura oficial, liabiendo sido demostrada científicas ente su eficacia por autoridades tan grandes como las del Dr, Don Manuel Pizarro y el sabio Escolapio P. Faustino Míguez. V véase por dónde, cualquiera que llegu í á fíanlücar de Barrameda Mn más intención qua? la de ver al Guadalquivir meterse en el mar ó la de probar la tan rtpuiada y salutífera manzanilla, una de las pocas cosas españolas que aún admiran al mundo entero, puede encontrarse de repente y de manos á boca con la salud que le brinda el manantial de Las Pii t ¡s, cuyas aguas hasta hace muy poco eran apenas conocidas en España, y hoy, gracias %l a inteíijreíicia. actividad y desprendimiento de un capi lalista sevillano, llegarán á ser de lí más visitadas, en bcuefieio, principalmente, de la hermosa y culta ciudad de Sanlúcar de Barrameda, DIDUJO Ur C A H C I A T ROfUXRVSE