Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C T á los Jardines del Buen Retiro se les llama con justicia pulmón de Madrid hay que reconocer que el organismo madrileño ha sufrido grave avería, porque de sus dos plumones ha perdido uno: Eldorado, único teatro de verano que con el de los citados Jardines teníamos en la villa y corte para andar por casa. En la madrugada del último domingo ardió en pompa. Se culpa del siniestro a l a electricidad, que fundió no sé qué tapón del cuadro de luz eléctrica, i Tantos cuadros incendiarios como han desfilado por aquella escena sin provocar ningún siniestro, y venir luego á producirle un cuadro del que nada malo podía esperarse! Ello es que el teatro se quemó no en menos tiempo que se persigna un cura loco, pero sí en menos del que necesitan las bombas para llegar, enchufar y echar agua. SAI- A DEL TEATRO ELDORADO, DESJ RUlDO POR UN INCENDIO Hubo en la catástrofe rasgos de EN LA MADRUGADA DEL 19 ÚLTIMO FOT. CIBTF. NTES heroísmo, lo cual nada tiene de particular, porque precisamente cuanto peor es el servicio de incendios, más grandes son los esfuerzos que tienen que hacer la voluntad de las personas que espontáneamente ó por obligación acuden á prestar auxilio. Hubo heridos, aunque ninguno, por fortuna, de gravedad, y sobre el montón de ceni- Mili ir I ti, V A I. bL yiJBÜ f L- s; a J c -J- L. i É l OT. ClFiriíNTES ASPRCTO DE LAS RUINAS DEL T E A T R O INCENDIADO zas que ha quedado como único recuerdo de lo que fué alegre y favorecido teatro, lloran su aciaga suerte pobres y modestos artistas que perdieron, unos sus instrumentos de orquesta, otros sus ropas de teatro, todos el mísero sueldo que ganaban para comer y para dar de comer á los suyos.