Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IkÁÁMA AM CUADROS MADRILEÑOS T A. i w i i s JDE: D O S I A iglesia del antiguo monasterio de San Jerónimo del Paso fué siempre templo de tradiciones aristocráticas y caballerescas. Allá por los años de 1434, con motivo de las fiestas celebradas en honor del duque de Bretaña y de la embajada francesa al melancólico rey poeta D. Juan II, celebróse un famoso torneo ó paso á orillas del Manzanares; fué mantenedor el famoso D. Beltrán de la Cueva. Aquella amorosa y caballeresca empresa fué considerada motivo suficiente para erigir un convento de frailes Jerónimos, el cual, en tierupo de los Reyes Católicos, fué trasladado al sitio que hoy ocupan la iglesia y los restos del claustro. Reuniéronse en aquel templo las Cortes Castellanas y se celebraron en él las juras de todos los príncipes de Asturias, desde Felipe II (en 1528) hasta doña I s a b e l I I (én 1833) Hasta que la Corte se trasladó á M a d r i d fué el monasterio de los Jerónimos albergue de l o s monarcas cuando venían á esta villa. Después, su iglesia se vio favorecida por la devoción de las más elegantes y linajudas damas. Hoy el empaque aristo- crático del templo de San Jerónimo se sostiene, no ya sólo por estar la iglesia cerca de los barrios más encopetados de M a d r i d sino también porque en ella hny misa de dos, 4, Los devotos s e n c i l l o s é inocentes que cumplen tempranito la obligación de oir misa en c u a l q u i e r templo modesto y apartado, apenas tienen idea de las exquisitas sensaciones que la misa de dos produce. A ella concurren las señoronas y las señoritas que se acuestan tarde y que necesitan tres ó cuatro horas para hacerse la toilette, y la salida de la tal misa es uno de los espectáculos m á s agradables y sugestivos que ofrece la monótona vida de la corte. F O T S MUÑOZ D E BAENA f ií F r