Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Lliuianso también acompaf antas. mises mesdemoiselJes dazarillos y más generalmente carabinas Véanse los cuatro modelos más usuales. MODELO l.o uÉKFAXA de un oficial tercero de Adminis tración civil. Acompafla á la señorita de Ló pez y López todos los días impares, de tres á siete de la tarde, á vn- tiendas, espectáculos gratuitos y MODELO 2.0 A coMPAÑANT. íV J e la señorita de Martínez- Lar go. Viuda de un caballero que estuvo en tauy buena posición. Pertenece (según ella) á una faniilia de muQhos prrgaminos. Conoce á toda la ans- paseos, que terminan invariablemente con una vueltecita por la Carrera de San Jerónimo, haciendo después la entrega de la niña á su mamá con las formalidades de ordenanza. Tiene autorización de la señora de López para hacer la vista gorda ahuyenta -á los pretendientes que no demuestren 5 una posición desahogada, Algunas veces sirve de intermediaria en los amores, á cambio de algún regalito del novio. Ejerce sus funciones para descanso de la señora de López, que padece dolores reumáticos en las articulaciones; como á la niña no estaba bien encerrarla entre cuatro paredes, el eñor de López decidió, haciendo un esfuerzo monetario, o -r í una señorita de compañía, porque fso da muchos aires de grandeza, abrigando además con ello, como todo padre, la siniestra idea de un buen partido para la niña. Cobra al mes sesenta reales. Los días pares acompaña á otra señorita y compañera en orfandad. Las mañanas de los impares acompaña á otra, y las pares... está buscando colocación. Anda todos los meses 623 kilómetros y gasta tres nares de botas tocracia con pjlos y señales ¡y sabe cada cosa! Su marido falleció á consecuencia de malas jugadas en Bolsa. Tuvo dos coches y cinco troncos. Estas últimas frases las repite con frecuencia á la señorita que acompaña y á todo el que la oiga, para que se sepa que no es una cualquiera. Ingresó en la carrera, no por necesidad, sino como ayuda para trapos de vestir. Actúa á diario, acompañando á la de Martínez á paseos y diversiones, con opción á unos pasteles ó helados en el Suizo. Algunas noches acompaña también al teatro, comiendo en la casa los días que eso sucede... sacando la barriga de mal año. Hereda los vestidos y sombreros de la niña que han pasado á segunda vida, pero ¡claro está! que regalados indirectamente, porque en caso contrario se ofendería e! amor propio de la e. xmillonaria. Acompaña en sus visitas á la niña, alternando en la conversación general. Malas lenguas dicen que quita los novios alguna vez á su protegida, pero esas son murmuraciones y calumnias. Cobra doce duros a l mes... y estómago agradecido.