Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I H -1 OFI Isa ofra farde f) asé por Recoletos, y harto de pasear, como estaba cansado, en una silla me senté á descansar. Con tres ó cuatro niñas casaderas, muy prójíimas á mí, había dos señoras de las muchas que suelen ir all; casi todos los días de paseo, con la sana intención de ver si de ese modo laS muchachas hallan colocación. Como hablaban tan alto, francamente, por más que yo ya sé aue está feo escuchar lo que no importa, de todo me enteré. Y ya que dice el vulgo que se pueden referir sin fem or ios pecados del prójimo, ocultando quién es el pecador, presumiendo que á nadie perjudico, os voy á relatar el diálogo de aquellas dos señoras sin poner ni quitar, ¿í dónde van ustedes este año, doña Presentación? o hemos resuelto nada todavía. ¡nosotros, á Sijón. -Pues hija, yo le he dicho á mi marido: Si haces caso de mí y quieres darme gusto, este verano lo pasamos aquí. Mas no me ha contestado; de manera M I o M E: 3 (EN RECOLETOS) Optará por quedarnos, ó prefiere ir á San Sebastián. pero lo que es por mí, de ningún modo; pues yo, doña Isabel, detesto los viajes y detesto la vida del hotel. Me cargan las molestias que ocasiona la buena sociedad. Y en casa estoy á gusto porque gozo de entera libertad. -En eso, sí señora, la concedo que lleva usted razón; mas como ni sus hijas ni las mías tienen esa opinión, las madres, muchas veces á la fuerza, tenemos que acceder, porque sacrificarse por los hijos, al fin, es un deber. En esto se pusieron las muchachas á hablar con sus mamas, y yo, continuando mi paseo, ya no quise oír más; pues como sé quién son ambas señoras al punto averigüé por qué piensan de modos diferentes. ¿Preguntáis que por qué? Es muy sencillo: doña Inés disfruta una gran posición. Pero en cambio, no tiene dos pesetas doña Presentación. Be lo cual se deduce (pues yo creo que no cabe dudar) que consiste en los cuartos, muchas veces, el modo de pensar. DIBUJO DE J. FRANCÉS que ignoFo si Julián DEUSBE- DIT