Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CUADROS MADRft NOS E L DIOS GRANDE p 71. grande y fecundo inge -o de nuestro popular saineteTD Ricardo de la Vega compuso hace rl- pri í i r l tilíc íi- iir) ríe l i i 1.1. 1 1.11 1 1- 1. 1 iii L i -i 1 i 1 i ii i- i; 1. í i 1 l- i. 1 1 1 ftj 1- 1 ihi 1 1 1 1 1 1 i 1 1 1 1 ii 1. il 11 i T i d- -1 de tan cristiano y edificante acaí miento. Don Nicomedes, doña C. r. i ta, la seña Candelas y el mae, Crispín el zapatero, son tipos yescos de pura raza madrileña forman el público obligado y -i tusiasta de la procesión d e l t grande. Bn otras capitales de España, i- i Valencia, Toledo y Granada, j- o r ejemplo, las fiestas del Corpus- ii ostentosísimas, y e n ellas, qui s como inconsciente resabió de la gría que los paganos derrochaban -1 terminar la primavera y entrai A estío, la gente se esfuerza por manifestar e s p l é n d i d a m e n t e su con f X tentó, su gusto y su generosidad en el propio adorno y en el de calles y casas. El pobre Madrid, á quien tan injustamente denigran quienes no le conocen, ni tiene la grandiosa riqueza artística de Toledo, ni el tradicional y oriental fausto de Granada, ni la t r i u n f a l y embriagadora alegría de Valencia. La fiesta del Corpus y su procesión en la corte resultan modestísimas, y pasado el día del Santísimo Sacramento, la procesión va dividiéndose por parroquias. Til Bíos -raitde pSLTecería. una procesión de pueblo chico si no fuera por la nota suntuosa, regia que le dan las pesadas y riquísimas carrozas de la Real Casa que á ella suelen concurrir con caballos empenachados, palafreneros de lujo y todo el barroco aparato de las Caballerizas reales. Al pasar el Dios grande, la alegría se extiende por todo el barrio, los chiquillos gritan, bailan y arrojan aleluyas; el vecindario luce los trapitos de cristianar, y las muchachas ostentan los más audaces y frescos atavíos primaverales. FOTS. ASENJO i