Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L MODHl. O VKSTIDA Bajo Tfl t u l tiécírica que rasga la penumbra formando un ancho circulo que con vigor alumbra, gentil figura, esíitica como bloque de hielo, 511 mirada enr m tica a ea la modelo, parándose en 05 ángulos obscuros del salón. J 4o y la vemos en bSbi o de charra salmantina; maftana ro ¡a climíde de noble florentina cubrirá las furísimas lineas de su belleza; tal vez de vestal candida remede la purcía. callada siempr riglda, sin alma ni ejipresión. En tomo suyo agítanso rienTes y conteníos treinfa ó cuarenta jóvenes á su trabafo atentos, que intentan los inmóviles contornos precisando fi) ar la linea undívaga, y á la mujer mirando, manchan pinceles igiles el lienzo 6 el papeL Y la muchacha, impávida, con su sonrisa eterna, postiza cual sus túnicas, jamás graciosa 6 tierna, mira pasar monótonos las horas y los días en inacción estúpida, sin penas ni alogrias, y S su cerebro agolparse los sueños en tropelEnvuelto en una atmósfera de humo caliginoson y entre nubes cerúleas su joven cuerpo hermoso como un objeto inánimo que yace abandonado, se hiergue en luz espléndida esbelta y espigado. y en él tena concéntrase de todos la atención, Y mientras vuelan rápidas las manos creadoras. con pinceles ó lápices de la línea señoras, que copian á la grácil modelo salmantina, ninguno de los jóvenes pregunta ni adivina si aquel cuerpo bellisímo encierra un corazón. i W IZIJ