Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
perado 5 casi increíble! departiendo mano á mano y en extraña y pacífica armonía al Pontificado y al Imperio, se ha adornado con nuevas y magníficas galas para festejar á un soberano de la Ciencia que crece y prospera mientras los imperios decaen y las naciones sucumben y los odios seculares se aplacan: á Guillermo Marconi, el mágico inventor de la telegrafía sin hilos, que retorna vencedor a la patria después de haber ceñido el planeta con las corrientes misteriosas, casi espirituales, que sus aparatos maravillosos transmiten y reciben. Y no contentos los romanos con vitorear y aclamar á Marconi, le han concedido solemnemente a más preciada distinción que la ciudad otorgó desde que existe: la ciudadanía romana, y el 7 de Mayo último Guillermo Marconi, entre los gritos de entusiasmo de la juventud que llenaba el Campidoglio, presentes los reyes de Italia y todas las autoridades de Roma, presididas por el sindaco o alcalde príncipe Colonna, pronunció lleno de noble orgullo aquellas palabras en que los romanos de la República cifraban toda su altivez patricia y los romanos del Imperio todo su militar alarde: civis ROAl brillantísimo acto en que Roma concedía su más noble título al genial inventor, asistió, llorando de felicidad, la anciana madre de Marconi. a. i- j 1 Fué en tiempos lejanos el Campidoglio teatro de triunfos y coronaciones semejantes, fiestas celebradas en honor de los poetas. Pero ninguna estrofa, ningún canto más conmovedor que el de esas tres solemnes palabras latinas pronunciadas por Marconi y repetidas luego al través del mundo entero por la extraña y oculta fuerza cuya marcha él h a sabido regularizar y aprovechar para bien de la humanidad entera, para gloria de la madre Roma. de Césares y genios, visitada en estos por lOS jefes LAdeCiudad Eterna, madre inmortal la tierra, después de haberse vestido deúltimos díasver ¡caso ineslos Estados más poderosos de gala para