Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
f l. -o 0 LOS CAMPEONES D E L FOOT- BALL l EAM DEL A T H L B T I C CLUB DE FOT. SBGURA BILBAO á coniirmar siquiera remotamente la fantástica sospecha que no hace muchos días apuntaba el infatigable periodista francés Paul Adarn. Suponía este ubicuo articulista que existía ya, si bien secreta aún, una alianza entre España é Inglaterra, y que en virtud de esta alianza nuestro ejército, apoyado por la escuadra inglesa, había de ejercitar una acción militar enérgica é inmediata en Marruecos para repartirnos amigablemente españoles é ingleses lo más floreciente y saneado del Moghreb. ERO lo cierto es que hasta ahora no h a habido ó no es ni sospechable que exista semejante inteligencia, y lo único en que sí parece probada la influencia de los ingleses sobre nosotros es en la boga y el desarrollo del ejercicio, por cierto no muy noble y artístico, del foothall. Para formarse idea de un entusiasmo como el que este juego despierta en grandes y chicos, tenemos que retrotraer ryasslra pensamiento á los P Liempos heroicos de la bicicleta ó del juego de pelota. I os paseantes del Retiro estamos un tanto escamados por la manera verdaderamente abusiva y anárquica en que se usa y se abusa d e l w í ball, con grave riesgo de nuestros sombreros, cuando no de lo en ellos contenido. Claro está que nada de esto reza con los jugadores del oo ball con arreglo á principios, co- mo los del Athletíc Club de Bilbao, á quienes tenemos el gusto de presentar á ustedes, y qtie en la última lucha han resultado campeones de España y poseedores de la copa ofrecida como galardón por Su Majestad el Rey. 1 ÁSTIMA es que no haya pre senciado nuestros partidos d. efooi ball (que aunque nacientes son los mejores y más sanos EDUARDO VII A B O R D O D E L B E R G A N T Í N Ó FALÚA REAL, EN LISBOA FOT. A KOVAKS LLEGADA DEL REY D E INGLATERRA AL BRITISH CLUB