Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I. JLS HORAS TBCüO PINTADO POR EUTLIO SALA p L THírttro S a l í rpirire A ÍMIB tncnmparahlf? i dotes ác colorista otra máj a l U y trS íHi tíinH; ilri rV ftador filóaoío. i H o m b r e lc aE- iTdos dicho como cra íeiriín cnr rJc ÜUÍ buíciafí n u m n i m i I cóptilíí d ÍTTfco. I, dciiiA. Sííla, un m e d i U d o r profnrulo. un o h t t r r a d o r a t r n t o y rcfinaclo, de ÍJUUCIIOÍI qMC MS se íicdfln ron aB ímpic i iTTc bien ffuardaditas err 1 A iinrti rnfión v n o las Midtan sino en rf m- oportuno. Mientra. los ojiiloa alcj es chancean ninabíemeTite ccm el inlptlotutor, el c t ñ o r c f l m v o r. c u a n t o íiny de i n t c r í s cfl torno nnyo Fn el HÍÍÍIO vri hubiera sido, á l e n t r fortuna, u n prtncTj e a r t i g a ó un rtárta priTicipc d e aquellos tan finos v s u a v e s en su tralo, qne al tonto le hacían pa ar por dutcrelo y creérselo, at dij reto por sabio, al M b i o p o r f a l q u e elloA. Paréela jiK- fi este píntoT e T i r a o r d i n a n n W quedaban pocas cosas por expresar con lo pincelen. Va habla pintado la trajft- dia histérica en L ¡principa dr Viana y el poema í p i c o en! jt dr ii i j j t; y fuera de r M s randes v teatrales aBnatos nadie le o v e n t a b a en las escenas corrientes dp la c o m e J i a bum in. i. en el marigal la pastorela veTSallesca ¡nlerf relada p o r p a í t o r c i t a s con ahuecad tire y caballeretes con csjirídíit V 5 caaaca; en el goyesco fiaíntte de mannlas y chisperf íi; en la novela callejera d e señoritos y modistas. Ni fallaban en la galería d e sus obras las fi? momias mAs salientes de la E s p a ñ a c o n l e m p o r i n e a Iv li.il u. i pintad t o d o Vfitibios, desilr las b l a n c a s patillas d e fiJúsoto cscíptico d e l ampoamor. ha. ta los patilL- s negra y flchufadas de Lope? Silva Pero el maestro e en extremo deseo tentad izo v ambicioso. Aun el pintar toílo lo n u e llevaba pinlaib le arecía poco. Qué es pínt: ir flnf- anfi. las fonuas solidas y concretas de bis cosas y d e los hombres, Un uUoB materiales en que unaa y otros se ofrecen á nue- tra vista Mso, al fin y al cabo t- s a t l e prínWljvo, propio de la infancia pero inauficieiite iara guien vive d e ideas incfablesn d e fr. nuas indistintas p a r a q u i e n p i e n s a en uuevaa fdnuulas estéticas. Y pensó entonces en que seria m u y hernioso pintar rl firm traslail. ir A un b c n r o lan sc- nsatiíme í. ni iliíüdiis con varictlail de inexplicables matices, ile las hrjras del dl. i y de la noche, y tn va de las hora. s separadas aisl. i- l is, formando esas unidades convenció- íales q u e el reloj mide y acu n con í. i v o í d e u camjt- nia, ino el coniuiito y la sucesión d e to laa ellas, las jjni) crcepljliles dcgrHidiídonc en q: r la ¡uz y la sombr: van ressilviéndose y dislanciJÍndose, en melódica prcisccución, en totíil anuíinía. Y eoni nbfa de artista moílerno y tan ex juisito, lai ürai. d e Sala, en irada se parecen, t o m o c inccpli ni como c. xpre- siipu. A las Hor is d e los pintores y escultores de In MitoIoRÍJ ñt a. pi Ti Ue c tas eran pcrs tnjijes fnaci 7 js, ¡icabaib s, llenos d e himianiílaJ y Z l r de Sala, sin dejar de tener formas h u m a n a s V niujenles, son criaturas d e cnsucTlo. Miti cs y vrtp rosas creaciones d e aquellas que nunca llegará ¡t concebir ni A poner en un licn o el lampión copívia para quien no h a y j. iás a r t e sino copiar cl nwídelo. T, os -artidarios deí troto p ¡atado, de la jiitílura cruda y sin conclimento espíritu, il, ara o no reconozean al locho d e í ala l -xbi cí alor que positiva ni cu le tiene. Mas quien fiien- ie un! niás all cmceílerá I j e! c ada ii mficacn n artl. slica que llenen, en efecto, l a s lijrunlas ¿n- reas d e ZAJ llora donde fuera las bellezas ifiíu tí de cíilori lo q u e á nailie pueden extrañar tratándose le S íla, h a y u n a picante y jraciosa i riKÍnalidnd en 1.1 conip sicíi n, que e apntta en ab- ujlnlo W p. ntrón d i s j c o abrumador, con arreglo il cual se pintaron los celeljifrrimos v aparat MJS techos d e l. uras Jrjfdáii y d e Ti -po! Con aciert j NÍnpular ha huido S. íti le lo que pudiéramos llamar la fuer a cenlrif eta te las fijrurav. e lu es. d e la tt n lentii d igruparlas t- das en ci centro ó cu dirección- ú centro, d a n d o á urt teclu U unidad d e acción y d e interés q u e s Vlo p u e d e halter rn un cuadro hecho iiara visto en iiic. I o d e eso, en cl tccho de Sala, cada fiora eons e r t a su individualidad v l. x forman cunjnnlo. sin que el cout. L ti: de colorido y s imbra entre las del día y laa de la noche parta la composíeiÓD en dok mitades. A Nk Í C A