Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LP 4 LA I0 tLA INFANTA 1 PUERTA DEL PALACIO EN LA CALLE DE QUINTANA A NTES de abandonar sus habitaciones del Regio Alcázar, compró Su Alteza Real la Infanta Doña Isabel el palacio perteneciente al conde de Cerragería, en la calle de Quintana. En 1900 comenzaron las obras de restauración, dirig; idas por arquitecto señor Repulías, auxiliado del maestro D. Bernardo García. La reforma ha sido tan completa y radical, que el palacio parece absolutamente nuevo. Todo el mundo sabe que Su Alteza es una artista de exquisito gusto y una patriota entusiasta. Así no es de extrañar que la casa én que habite revele la elegancia y distinción de su ilustre p r o p i e t a r i a ni que los artistas que han tomado parte en la ejecución de las o b r a s arquitectos, pintores, escultores, carpinteros y decoradores fueran españoles todos. La fachada del palacio es de una gran sobriedad y s e n c i llez. Ni las paredes de ladrillo, ni el balconaje bastante modesto, ni tampoco la tapia que cierra el jardín, dan idea de que el interior sea tan lujoso como es. Pasada la puerta y p e n e t r a n d o en el vestíbulo, se encuentra la escalera principal, de forma elegantísima con balaustres de bronce dorado y un techo al que el genial artista Mariano 3 enlliure, recordando las m a ravillosas i n s p i r a ciones del maestro Goya en San Antonio de la Florida, ha hecho asomar mu graciosas damiselas ESCALERA vestidas con el traje clásico de las manólas, que llenan de alegría y de luz el cerramiento de la escalera. En el rellano de ésta, junto á la puerta del piso principal, se ostenta el retrato de D. Alfonso X I I I hecho en mármol por el Sr. Jorreto. En la imposibilidad de recordar todas las preciosidades artísticas que el lindo palacio encierra, daremos una ligera idea de las habitaciones principales. El comedor ha sido trazado y ejecutado por el Sr. Suárez. Es de estilo Imperio; todos los mueb l e s c o m o corresponde al estilo, son de caoba barnizada con aplicaciones de bronce dorado, y van r e v e s t i d o s de r i c a t e l a de color salthón. El reloj, de bronce y mármol, es copia del que tenía én su alcoba el emperador Napoleón I. Decoran las paredes tapices copiados de los cartones de G o y a La alfombra, magnífica por todo extremo, ha sido hecha en la RéalEábricade Tapices de Madrid. Las p o r c e l a n a s y platos que adornan las paredes son regalo d e l secretario de Su Alteza, nuestro distinguido amigo Sr. Coello, y representan escenas y tipos rusos. El sitio que Doña Isabel acostumbra o c u p a r es el que hace frente ala chimenea, en caso de no haber convidados: si los hay, se sienta en el opuesto. El salón de recibir DE HONOR