Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LO p n m c r u d Icóxv Haí- e d o dfa q u e vivo softando con él, AlH c- Má: ea ai uc 11 íi j u l a de la triquina. Hjovensilln, pero mu j iiapo ÚC lo niits Mtido que he viMo. Debe ííc tener hambre. Esa ínquictú y e o ojo d e A? io ia son de carpaula. fe lo sé de memoria. Co mo que llá abajo, entre los baobás. b e ca- íado t n í d e cuatro. ¡To nía jV se pdra al verme alelante d e Itj barrote lAv tjné ¿r. isia! l c seguro q u e le ha címcado mi piel tit a, y puc lc ipie SE b a y a dicho, ese ¿paíEano mío, jPues s sefió icSn Somo comp- itriota, Cnllel AI lado hay una panteni. jK manííical Anda, qnc crjinn esluviern suelta, en menú de im niinutü me e n c a r a m a b a j o á la r a m a nía empinada df ese árbolA en; a el león. íjue ataca lie frente; pero con lu lÍK e, q u e son aii traisiüncron naíta. iHola! jUna jirafaf i, a que alishé el otro dfa, Qiié Raílardaf Do antílope! Monoi También nionof jPcro esto c el África, Madre de Dio! iZómo! qne di- e usté, scñi i Que llevo aquí seis hora ¡N o c posible ¿H a v que marchase ya Media horita más, seño! Valabra que me marcho A 1; L media boraf liuenn, bueno! ¡Xose inconiodef jMe voy a h o r a mismol jAdió. fiera d e mi abnaí ¡Hns cómo noto la Kasusaf ¡Sa he comido en todiiin el día, y ICJ peor é que no tengo p a r a senál -jQuí es e- 0? ÍV- -l ue. s el ncRro de todas laü TardeSn qtie s a eslá ani, a b a r r a d o á la verja, empeñado en q u e le dcjC mos e n t r a r un nuiiuto á ver las licras, v eu que se lo diríamos ¿u. sled. ¿P e r o i e n c todos los días? j A s í caigan cbuzosl No sirve espantarle. Se le ha arrimado hasta algún pero ¡que sí quicrcsl se a u a n t a vuelve. Los ííuardas ya le ban dejado por imposible. ¡Es notable! jTráele aquí! jHola! ¿Qué te pasa, bombrc. ¿No sabes q u e aquí n o se entra sino pa gando? -Va lo fié. señó; pero ¡no tengo un cuarto! ¡Me E usta U frescura? Pero ¿poríjué ese e m p e ñ o en ver la. s fieras? ¿No te valdría m i a estar traba j a n d o Sin ver las fieras se p u t d e vivir, -No señó; no se puede. No sabe usle señó, lo que es estar lejo. m u y lejo d e la tribu; no sentir en las cpalda aquel sol que abrasa: no ver d la mujere de carbón, q u e j erin m á fea que la blanca, pero que son la mía. señó El hambre no mata. seno, pero lo recuerdo sí; y desde que h e visto esa fiera, todito se me han revuelto, ¿De dónde eres. -Africano, señó. -ííucno, pues anda. E n t r a ¿hacer u n a visita i t u s amigos. ¡Quila, hombre, 1: m. mo no se le besa m á s q u e á los euros! V- -El Día d e lo padre misionero, que es el mío. v q u e é mu bueno, é el q u e me ha proprírsionado esta plasila de criadn d e la casa de fiera Viví con lo fcoue y lo tigue y lo mono, é viví en mi pai. ¡No m e canibio 3 o ahora ni por el rey de lo inglese! A L F O N S O VEKRZ NIEVA tiriujiHi DI i nuHrtv