Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
decía Amicis, si mal no recordamos, al mismo üotschild le harían exclamar encogiéndose: ¡Pobre de mí! A LTísiMO ejemplo de fortaleza de ánimo y de resíg nación cristiana ha dado en su larga y dolorosa agonía el Excmo. Sr. Duque de Tetuán, fallecido en Madrid en la madrugada del 9. La entereza de su carácter de hierro era harto conocida; pero son raros los hombres que saben sostener tamaña energía en los últimos m. omentos de la existencia, y muy contados los casos en que un hombre anciano que ha conocido y gustado todas las grandezas del mundo, y que, como jefe de un partido, comprende sus responsabilidades y su sigijíficación, abandone con absoluta tranquilidad la vida, despidiéndose de cuantos seres le fueron caros, desde el jefe del Estado hasta las personas de más inmediato y familiar afecto. I A prensa diaria ha concedido la atención debida á la huelga de Reus. Nadie ignora la importancia eoorme que tiene la población obrera en la bella é industriosa ciudad, segunda capital de Cataluña. Así, pues, si la huelga hubiese sido organizada con mayor regularidad, como lo fué la famosa huelga general de Barcelona, las consecuencias hubieran podido ser terribles. De todos modos, ya es bastante triste el ver desanimada, inactiva y perezosa una ciudad que toda es movimiento y vida en épocas ordinarias. Quizás Qunca se hayan visto en un día de trabajo tantos obreros reusenses ociosos paseándose como burgueEL DUQUE DE T E T U A N ses por la plaza de Prim. La estatua del noble é inmortal caudillo nunca habrá tenido tantos admiradores contemplándola con los brazos cruzados. Una nota originalísima y nueva en esta huelga la han dado los vendedores de periódicos, respetables sujetos de ocho á doce años de edad, los cuales, constituidos en sociedad de resistencia, con su presidente, su vicepresidente y su secretario, que son los compañeros ó compañerillos José Serra, Paco Barragán y José Borrell, han dirigido un serio ultmmtum á su patrono el capataz, intimándole la concesión del 25 por 100 para la venta de papel, y amenazándole con el aro general, que llevaron á efecto. Los retratos de estos simpáticos y precoces sectarios de Karl Marx y de Bebel merecen pasar á la historia del socialismo de acción, y con tal designio los publicamos, advirtiendo á los historiadores del porvenir que el personaje sentado en el centro es el presidente, á su derecha está el vice y á la izquierda el secretario. Y muy porro será quien crea que estas son cosas de burlas. DON RUPERTO tK y- LA HUELGA DE REUS. HUELGUISTAS VENDEDORES DE PEBIÓDICOS FOT. TOBHES