Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E J E R C I C I O S D E T I R O A I BLANCO EN VALENCIA F O T M. CAIÍEDO OTABILÍSIMO ha sido el certamen de tiro verificado en Paterna, cerca de Valencia, el día 31 del pa sado mes. Tomaron parte en el concurso cabos, sargentos y soldados que ya gozaban de buena reputación como tiradores. Asistió á los ejercicios numeroso público, presidiendo el certamen el capitán general, que entregó premios en metálico á los vencedores. El primer ejercicio ofrecía verdadero interés por las condiciones fijadas para realizarle: tiro individual á 300 metros de distancia y haciendo cinco disparos en 70 segundos. De esta manera puede comprobarse la eficacia de los tiros repetidos del Maüser. Tomaron parte en esta prueba sargentos, cabos y soldados de los regimientos de Otumba y de Mallorca, del de caballería de Sesma y del 5.0 montado de Artillería, saliendo premiados el sargento Luengo, de Otumba; el sargento Belando, de Sesma; el soldado Sevilla, de Mallorca; y el soldado Ronda, del 5.0 montado. El segundo ejercicio consistía en tirar por grupos á mil metros, rodilla en tierra ó todo el cuerpo en tierra, y después avanzando á paso ligero desde 800 metros y disparando desde 600. Obtuvo el premio el regimiento de Mallorca, cuyos soldados son, sin duda, admirables tiradores. Los resultados de este certamen han sido, pues, serios y concluyentes y muy halagüeños para los bizarros cuerpos que en él han tomado parte. T A sensación pura y avasalladora de la belleza femeni na triunfando é imponiéndose á todo un público habituado á contemplar un día y otro hermosuras extraordinarias, la ha experimentado el público del Real en las últimas representaciones de Aída, viendo aparecer á Amneris personificada en la Srta. Wanda Borisoff, una de las cantantes más espléndidamente hermosas que han pisado aquellas tablas. Además canta inuy bien: vamos, que es como si la Venus de Médicis tuviera un ruiseñor en la garganta; de suerte, que en esta ocasión no se sabe qué admirar más, si el fluniage ó el raviagc, como decía el zorro de la fábula. Y para que no quede nada que pedir, la Srta. Borisoff ostenta unas joyas que quitan el sentido, según los más autorizados dictámenes. En suma, una mujer de aquellas que, según WANDA BORISOFF