Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L- ÜP LA ACERA DE E N T R A D A Á LA C A L L É DE ALCALÁ EN L 854 de los grabaaos antiguos que r e p r o d u c i m o s la fuente de la Mariblanca, tantas veces mencionada en jácaras, romances y entremeses. El a s p e c t o general de aquello, que en realidad mas que plaza era una encrucijada ó pasadizo, no p o d í a ser más feo, mezquino y triste; y no obstante, así se conservó h a s t a que las casuclias viejísimas acordaron poco á poco ir viniéndose abajo unas tras otras, y al empuje urbanizador de los monarcas Borbones fué ensanchando un poquillo tamañas angosturas. S n 1768 asombró á los madrileños la construcción del desaforado y feís i m o armatoste q u e se llamó Casa de Correos y después ministerio de la Gobernación. En el siglo pasado, la desamortización derribó los c o n v e n t o s de San Felipe y de la Victoria, y con estos empujones, la plaza fué ensanchándose, ventilándose, aireándose, pero sin adquirir belleza ni aspecto monumental. Por los años de 1854 co- menzaron p r o yectos, planos y expedientes de todos los géneros y para todos los gustos, con objeto de haceí de aquella plaza un m a g n í f i c o cenfro de la gran capital de España. Aún yacen en los sótanos del ministerio de Hacienda centenares y centenares de legajos que contienen los documentos infinitos del interminable y famosísimo expediente titulado Oirás de la Puerta del Sol, q u e d u- ró hasta los tiempos de la Revolución. Muchos millones de pesetas y muchísimos años de discurrir y cavilar, pleitear é informar, expropiar é indemnizar, ha costado á Madrid el tener una plaza estrecha, irregular, circuida de caserones antiestéticos y burgueses, y en la que hasta hace pocos años había tan sólo aquella hermosa fuente que Fernández y González l l a m ó un río tiesto de DE LA P U E R T A D E L S O L E N 1 8 6 2 pie, y ahora no hay ni siquiera eso, perodonde toda incomodidad, toda ratería, todo olor h e d i o n d o y todo estruendo enojoso tienen su natural asiento. Esto ha sido materialmente la P u e r t a del Sol. Su historia moral, m u c h o más variada y m á s divertida; pero ni en este n ú m e r o ni en un semestre de BLANCO Y N E- ESTADO A C T U A L GRO habría es. pació para esbozarla. W. B. F O T S ASEKJO