Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VERDULERÍA Y FRUTERÍA CONFITERÍA Y REPOSTERÍA Y HU ¿VE R i oPAS HECHAS EL GRAZNIDO INTRÉPIDO REVISTA CUADRO PRIMERO CALLE EN TELÓN CORTO (M O N Ó L O G O P E R O UVE CON M U C H O S CHISTES) go, mandé el dinero por delante, y recibí una nanga de riego desboquillada y que se salía por todas partes; tanto, que la vendí por una peseta de las de cinco reales la libra, porque era falsa. Me encargué estos pantalones, rayados, porque me dijo un oficial de artillería que con el rayado se alarga más... y me los sacaron cortos; y eso que con la tela que compré, el sastre, en vez de un pantalón, quería hacer dos; pero eso de... á cerdos me pareció una guarrería. (Vuelve á chupar el cigarrillo y se oye el flautín. Sale D. SegU 7i do; lleva la mano derecha oculta y metida entre dos letones del gabán; en la izquierda, un cigarrillo encendido, y cada- vez qtce se lo lleva á la boca y chufa, el flautín de la orquesta da tinas notas que se stiponen salir del cigarrillo; y- vamos con los chistes de D. SEGUNDO. -Yo... he sido gobernador; gobernador de... fuelles y paraguas; sobre todo de fuelles; pues bien; los fuelles me soplaron en... en la cárcel por no pagar la contribución. E s a fué mi primera profesión. Y ustedes dirán: (Enseñando una mzmequilla de trapo. ¡pobre hombre! al primer ta (Mtítación; al frente tres puertas practicables, sobre las pón, zurrapa. Pues no, seño- que se lee: VerdtUeria y frutería; Confitería y repostería; res; fué al segundo; porque yo, para servir á ustedes, me Pollería y hueueríasi. Salen: de la verdulería, A R A G O llamo Segundo Tapón Zu- N É S V A I E N C I A N O V A L E N C I A N A Y H E B R E A de la rrapa, para lo q u e gusten confitería, D o Ñ A G L A R A POLÍTICO, ANARQUISTA J mandar. Como desgraciado, un CUALQUIERA; de la pollería. NODRIZA, S E Ñ O R I lo soy, y mucho. Puse agencia de amas de cría, y al día TO, ETC. MÚSICA sig- uiente se inventaron los biberones y la harina lactea- ARAGONÉS. Esta calle sí que es calle; das; después, una tienda de tiene puertas infinitas; abridores de latas de consercada puerta es una tienda, va; y á pesar de los abridocada tienda una revista. res... tuve que cerrar. Luego Yo me llamo Claradme dio por las antigüeda- DOÑA CLARA. la clara del huevo. des, y me timaron, porque Aquí están las yemas me ofrecieron un trozo de la CUALQUIERA. (Mostrando los dedos. levita de D. Rafael del RieUna en cada dedo... ¿A que no saben ustedes por qué suena este cigarrillo? ¡Porque no tenía papel de fumar y lo he liado con una carta de Chapí! Ahora, al marcharme, perdonen si no les saludo con la mano derecha; he sido atropellado por un coche, y me ha dislocado el codo y me ha destrozado la muñeca... ¡Qué lástima de muñeca! (Se desabrocha. Sí; lo menos creerán ustedes que voy á sacar una muñeca de juguete con la cabeza rota... ¡Ca! Una muñeca para barnizar las puertas de una tienda que acabo de abrir y pongo á la disposición de ustedes.