Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA SEMANA PASADA N vista de que vamos europeizándonos lenta, pero continuamente, como lo demuestra la hazaña gloriosa del inspector Caro, bueno será consignar, para admiración de las potencias extranjeras, que á más de tener polizontes dignos de pasearse por Picadilly ó por la plaza de la Concordia, poseemos ya verdadera habilidad en éS. foot- ball, deporte inglés fecundo en coscorrones y equimosis de primero y segundo grados. Importantes partidos áefoot- baU, ó dicho en castellano, de pelota para jugar con los pies, se han celebrado últimamente en el Hipódromo de la Castellana, sin que hasta el presente hayan tenido que lamentar los jugadores otros percances que algún chichón de menor cuantía y tal cual rotura ó descosido en la taleguilla. Como premio y galardón honorífico á la habilidad de los jugadores, S. M. la Reina ha ofrecido una artística y valiosa copa, que por todo un año quedará á disposición del team ó cuadrilla que consiga la victoria. El respetable público por su parte va tomándole también el gusto al foot- iall, y ya somos varios los ciudadanos que pronunciamos las palabras inglesas referentes al juego, con cierto sonsonete nasal 3 despectivo que nos cae muy bien, á falta de otra cosa mejor. Por otra parte, aquí donde h a y tanta gente que gobierna, escribe y realiza otra porción de funciones interesantes con los pies, no tendrá nada de particular el que salgan sujetos aventajados COPA D E P L A T A R E G A L A D A OOMO P R E M I O Á LOS JUGADORES DE FOOT- BALL P O R S M LA R E I N A e n j u g a r á la pelota con la, s extremidades abdominales. Mas si el tener foot- hall, tranvías eléctricos y de los otros é inspectores como Caro nos coloca á la altura de las grandes capitales de la civilización, en cambio, desde el punto de vista monumental, Madrid deja que desear muchísimo. Tenemos pocos edificios civiles buenos; quizás dos tan sólo: el Museo de Prado y el P a l a c i o Real; y en cuanto á los templos no hay ninguno que por su be- P A R T I D O D E FOOT- BALL E N E L HIPÓDROMO lleza y capacidad resulte digno de la capital de España. El barrio de Salamanca, uno de los más entonados y aristocráticos de Madrid, cuenta hoy para su numerosísimo vecindario con una iglesia parroquial mezquina y angosta, en donde los fieles no pueden rebullirse, y por añadidura, destituida de toda belleza y falta en absoluto de interés artístico. Por fortuna, espléndidos vecinos del barrio, secundando las iniciativas del digno párroco de la Concepción, favorecidas por el limo. Sr. Obispo de Madrid- Alcalá, han comenzado ya la obra del nuevo templo, cuya primera piedra colocó, con las solemnidades propias del caso, S. M. el Rey en persona. Es de suponer que las obras continuarán c o n actividad, y que en plazo breve, antes de concluirse la catedral de la Almudena, cuya terminación va para largo, tendremos e el ba- m. TT ÍT -Í- V C 1 -c. B É a IB Hjg í- a. i V; -V P w rtrl HH mí BIKI! E- r HB i HHj H VV i J i. u S S MM. Y E L I L M O O B I S P O DE M A D R I D- A I CALA YENDO A COLOCAR L A P R I M E R A P I E D R A DE LA I G L E S I A D E L A CONCEPCIÓN FOTS. ASENJO