Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
la h c n n o s a alegoría del año n á d e n t e q u e encaben ¡i estas líntas, sólo dEberíamos a ñ a d i r u n a s afectuosas frases d e saludo para nuestros Icctorcíi. deseándoles v e n t u r a s y prosperidades en el aüo q u e empiciía, Esc alegre niño q u e da sii prim e r paí Q sostenido por los bra s d e! niadrc. ese gentil infante sinihüli a al; o más qvie la llegada del año imcvo- Tod- t obra hutyana ha tenido su infancia, y las íniciaijvas y los peiií niienlos llamados á obtener éxito felií baii dado como ese ni ño s u primer paso sostenidos por los brazos d e la esperanza, pero con la vacilación el q u e empieza á posar los píes sobre el s u t l o ¡Dichosos los que por efecto d e su propia energía, por a i a r d e la s u e r t e ó por el favor ael público han lleg ado á r a n u n a r de un modo firjne y seguro, rfCorríendo sin vacilación el camino que la esperanza, al sostenerlos amorosamente en los p r i meros niomentoSn les susurraba al oído como abierto a n t e sus pasos, Y entre los favoritos d e la fortuna, n o p o r jucritos propios, sino por halagos d e la opinión, podemos contar t n u e s t r a Revista que en el afio naciente alcanzará los trece de su existencia- Trece anos de prosperidades y bi nandanzas sin Iiaber tenido j a m á s que lan cnt TSt del desvío del público ni del desafecto d e la imneiisa mayoría de s u s coleíras en el periodismo. Para un uoiubrc. trece años de vida no es m u cho; casi se olvidan esos años p ñ m e r o s eutrL- I. TS inquietudes, I9 S placeres, los trabajos y laji p e n a s- d e los q u e vienen detrás. Para u n a publicación, trece aflos de existencia significa toda u n a ida; p o r q u e en t a n t o q u e cada hoiiibrc, máxime en la primera éjíoca d e su existencia, a p e n a s vive más U l I f U j a l i l i HAL un periódico, por modesto que sea, tiene q u e s a t u r a r s e d e la agitada víaa de la multitud, ha de convivir con el público, particípar de üus aficiones, satisíacer s u s deseos, adelantarse á s u s mandatos, reflejar, en suma, los mil V mil aspei: tos de esa gran existencia colectiva que va arrastrada rápidamente por la velocidad del pasado, por el ansia del presente y por la atracción del por enir. Ku t s a o b r a siempre renovada y j a m á s definitiva, de interpretar las aspiraciones artísticas, las preferencias literarias del público, satisfaciendo al misino tiempo su curiosidad con la iaformacíóii jrráfica de los principales sucesos ocurridos en el m u n d o en esa tarea inacabable de reflejar las emociones, los pensamientos y los gustos d e la multitud, la vida se gasta rápidamente y un a ñ o s u p o n e casi una edad. C u a n d o recorremos nuestras colecciones y vem o s el inmenso camino recorrido desde el primer n ú m e r o d e B L A X C O V NE jríü b a s t a el actual, u n a sonrisa d e satisfacción sube á nuestros labios, no lo bemos d e negar, por las reformas v progresos d e toda índole que en años sucesivos han i J o mej o r a n d o nuestra publicación; pero bien p r o n t o reflexionamos que esos progrf. sos y esas mejoras no son obra nuestra, sino del público, que nos las imponía con el m a n d a t o más imperativo: el del cariño y el favor creciente hacia BLANCO V N K Ü R O Como ese favor y ese cariño continúen, nosotros no cejaremos en la tarca de hacer cada día más digna de ellos ó nuestra Revista; parcos en el prometer, seremos pródigos en el cumplir, y en el año que empieza, tan venturoso según nuestro dc- aecj para los lectores, BI NCO V N ü ü h u procurará aportarles algún n u e v o aliciente p a r a el recreo d e sus espíritus. ÍLn suma: jfeliz año n u e v o p a r a todos! ue d e sus propias alearías inantilcs 5 deicariñodelos suyos,