Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Humbert, personas capaces de inventar, concebir y desenvolver durante más de veinte años una traza novelesca de tan bellas proporciones arquitectónicas y de tan sorprendentes y miríficos efectos, han procedido con cautela y sin caer en imprudencia ó indiscreción de ningún género durante su estancia en Madrid. La misma prudencia y mesura es de creer que observen al ser trasladados á su país, y aun cuando muchos hayan calificado d e bravatas sin fundamento las amenazadoras palabras proferidas por Mad. H u m b e r t y por E L I N S P E C T O R D E POLICÍA. S R CARO su hermano Eomán Daurignac, muy de temer es que quien ha tenido arte y travesura para hacer creer en la existencia de unos personajes fingidos como los Orawford y de cien millones de francos no menos ficticios é ilusorios, sepan ingeniárselas muy lindamente para promover, con motivo del proceso que se les forma, un nuevo y formidable embrollo en el que aparezca comprometida media Francia y en pugna con la otra media, como ha sucedido en los dos inolvidables affaires del P a n a m á y de Dreyfus. L O S A G E N T E S DE O R D E N P Ú B L I C O N Ú M S 2 4 Y 2 9 Oreemos que el proceso de los Humbert, cuyo solo anunC U S T O D I A N D O L A P U E R T A DE L A CASA FOT. ASENJO cio había producido ya una verdadera y honda división en los ánimos de los franceses, ya tan quebrantados por las discusiones y discordias á que dio margen el de Dreyfus, originará en Francia tremendas discusiones políticas, toda vez que parece poco probable el que la calma y el patriotismo lleguen á sobreponerse á los rencores y animosidades que ya existen. E s u n asunto que de todas maneras ha de traer mucha cola. Poco ó nada podemos añadir á lo que acerca de los protagonistas de este interesantísimo suceso h a dicho la L A F A M I L I A H U M B E R T- D A U R I G N A C E N LA E S C A L E R A D E L GO B I E R N O C I V I L FOT. CIFUENTBS LA PUERTA DEL PISO DE LOS H U M B E R T CON LOS SELLOS P U E S T O S F O T ASRNJO