Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
íClt O REVISTA ILUSTRADA AÑO XII M A D E I D 27 DE DlCIBMBEB DE 1902 NÚM. 608 DICIKívíBnK rnsws iXMíi Jis iiKiwiifwmkimiitm s imim rmiaaf mim f m V áfízjf LTiMO mes del año, qué hermoso eres! H U E. lío importa que la niebla entolde la mayor parte de tus días, ó que un cielo gris, de tono uniforme, nos anuncie que está nevando en Guadarrama y que los copos se van sintiendo madrileños Ya brille el sol, ya cuelgue sus sutiles redes la niebla, ya amenace la nevada, mes de Diciembre, eres un mes hermoso, eres el mes de Madrid. El primer pavo que asoma por las calles de la corte y oye el delirio musical de un piano de manubrio, debería ser consagrado á los dioses ó merecer del alcalde primero la merced de la vida (me imagino que preferiría esto á lo otro) en albricias de las felices nuevas que nos trae. ¡Exceptuemos hogaño á los fusionistas, para los cuales el pavo de Diciembre se ha convertido en mico triste! ¡Apenas si son venturas próximas las que con su aparición entre los organillos callejeros nos viene anunciando el susodicho pavo! La lotería ¡el gordo! La Nochebuena con su leche de almendras; laJiíavidad, ¡aguinaldos! ¡turrones! ¡cólicos! El año nuevo, el presupuesto de la regeneración, ¡la vida nueva! Y el día de Inocentes por medio. ¡Toda la fortuna disipada durante veinte años por los Humbert al alcance de cualquiera imaginación madrileña! ¡Sin más que el trabajo de estafarse á sí misma! Si un nuevo Diablo eojuelo levantara, no los tejados de Madrid, sino las tapas de los cráneos de los madrileños durante las dos primeras decenas del mes de Diciembre, ¡qué de sueños de felicidad, qué de esperanzas de fortuna, qué de propósitos de vivir cómoda, regalada y lujosamente encontraría debajo de esas tapas que la Naturaleza, siempre previsora, ha colocado para que se las levanten los suicidas! ¡Si me tocara el gordo! ¡Cuando me toque el gordo! ¡Como á mí me ha de tocar el gordo! tales son las