Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
x A c n i s i s M GOTADOS por S. M. el E e y y por el ilustre jefe ¿del partido liberal todos los medios viables de resolver el problema político sin la disolución de Cortes, no cabía otro recurso sino la llamada del partido conservador al poder. Así se ha hecho, quedando encargado de formar gobierno el Sr. Sil vela, quien de acuerdo con los señores Maura y Villaverde ha formado lo que se llama u n Gabinete de altura. Los personajes que le forman son harto conocidos ya del público, y no se puede negar que, si hemos de confiar en la significación y representación que cada uno de ellos trae al Gobierno, hay derecho á esperar mucho de tan grandes inteligencias, tan varias y excelentes aptitudes y tan buenas intenciones. Tarea difícil es la de caracterizar en breves rasgos tan complejas fisonomías, sin miedo á incurrir en las vulgaridades repetidísimas que acerca de los susodic h o s personajes s e han escrito ó dicho. Contentémonos, pues, con recordar lo que todo el m u n d o sabe. D. FKANCISCO SILVBLA quizás Abarzuza se parece, mucho más que al primero, al segundo de sus dos amigos. DOSr EDUARDO DATO E s el conservador más demócrata de todos y aún m á s que algunos liberales, y es al propio tiempo la cabeza más sólida y m á s pensadora entre todos los antiguos silvelistas. D EDUARDO DATO Como hombre, es la GRACIA Y JUSTICIA s i m p a t í a personificada: ningún ministro m á s amable, m á s complaciente y cortés, acaso porque ninguno conozca tan bien á la humanidad que le rodea, es decir, á esa humanidad política, si cabe justamente conciliar estos términos, que tanto se paga de los servicios menudos y t a n recio vocifera cuando no los consigue. Amigos y enemigos reconocen igualmente en Dato á un hombre de larga vista, que está bien orientado, c o m o suele decirse. Mira hacia la izquierda y hace bien, que lado izquierdo e s l o que más necesitan los políticos, como los toreros. DON E. F. VILLAVKEDB Si á D. Francisco Silvela se le preguntase quién habría querido ser él, de contestar D. FRANCISCO SILVELA con sinceridad, pensaPRESIDENCIA mos que respondería: Yo hubiera querido ser el más grande de los Mediéis, Lorenzo el Magnifico pero no hubiera hecho demasiado caso de Maquiavelo. Todo en este hombre, italiano de raza, pero con aficiones inglesas, es delicado, elegante; su pensamiento, lleno de matices suaves y de finísimos distingos propios de u n miembro de la Academia neoplatónica de Florencia, se moldea en palabras irónicas, en que hay más oro que acero, digan l o q u e quieran quienes confunden al gran señor florentino con el pérfido secretario Maese Nicolás. Si en vez de D B U E N A V E N T U R A ABARZUZA gobernar esta España ESTADO del siglo XX se tratase de regir la Florencia del siglo x v don Francesco sería el príncipe ideal. DOUr BUBSJAVBlíTÜEA ABAKZUZA Otro elegante, otro refinado anglómano entusiasta, demócrata en los tiempos en que la democracia era signo de distinción, pero demócrata en las ideas, no en las costumbres ni en la exterior, apariencia de la persona. F u é el Sr. Abarzaza grande amigo de Castelar, pero m á s del Castelar que cantaba á Fra Filippo Lippi y á Benvenuto Gellini que del Castelar que clamaba con apocalíptico acento: Grande es Dios en el Sinai Muy amigo fué también del difunto D. Alejandro Llórente, de aquel gran señor correcto y estirado como u n lord inglés, á quien las minucias de la cotidiana lucha poli tica no hacen perder su británico aplomo. Y hoy día E s el encargado de ajustamos todas l a s cuentas, y la prueba de que las ajusta bien es que cuantos lo han hecho después que él le han imitado, a u n cuando fueran sus adD. RAIMUNDO F. VILLAVERDE versarios políticos. HACIENDA Su estrecha amistad con Silvela depende, á nuestro entender, como la felicidad que disfrutan muchos matrimonios, de que ni en su carácter ni en sus aficiones ni en nada se parece D. Raimundo á D. Francisco. E s t e es sutil y refinado como u n platónico, aquél positivo y preciso como un aristotélico. Silvela es el hombre de la ironía y de los matices; Villaverde el de la seriedad y de los colores crudos. El presidente no sabe qué hacerse con los números. El ministro de Hacienda se recrea con las cifras. Y así viven felices entrambos. DOlí JOAQUÍK SÁNCHEZ DE TOCA Hijo de u n cirujano eminente, el nuevo ministro de Marina posee una inteligencia clara y aguda, quizás algo rectilínea, pero servida por vasta y bien digerida cultura; sus c o n o c i mientos son precisos, seguros como los de u n gran operador. Par a llegar á dominar materias muy vastas de Derecho, de Economía política y, últimamente, de Ciencia naval, tiene aquello de que muchos hombres públicos carecen: u n a amplia base de estudios filosóficos que la práctica de la vida y el conocimiento de la D. JOAQUÍN SÁNCHEZ DE TOCA humanidad hau acriMAKiNA solado y moldeado