Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E L BURRO D E L A F I L A D O R POE ATIZA 1. ¿Cuánto me va usted á llevar por afilarme el estoque? -Dos pesetas. -Ya se contentará usted eon una. -Vaya, por el precio no hemos de reñir; déme usted el bastón. -Ahí va. 2. -Trátelo usted bien, que es recuerdo de familia. Con ese estoque se delendió de los franceses un antepasado mío. Atravesó diez de un golpe. -El acero es bueno. -Magnifico; y todavía se distinguen las manclias de sangre. Vea usted cómo se conoce que son francesas. 3. -Sobro todo, afílele usted bien la punta. Hoy es necesario vivir prevenidos. Este Madrid está lleno de ladrones. Además, yo soy casado. ¡Por muchos años! -f Dios sabe lo que le puede ocurrir á uno. (El burro al paño) ¡Cielos! ¿qué siento yo do extraordinario? 4. -Que quedo como la punta do un bisturí; más aún; como la punta de un alfiler. -Pierda usted cuidado; cuando lleguemos á la misma puntita del estoque, ¡verá usted qué manera de afilar! (Iii burro al parlo. No cabe duda: se están divirtiendo conmigo. 6. -Ya estamos en la misma puntita. Fíjese usted. ¡Mucho cuidado, maestro! -No tendrá usted más que apoyarla en el peeho de cualquiera, y ella misma se introducirá sin el menor esfuerzo. Podría usted atravesar los diez franceses de su abuelo. (El burro al paño. Pues yo no aguanto más. Ahora veréis lo bueno. 6.