Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JT Villardieiito, Valentín Zamarra, llamado el parricida vulgarmente y nacido el ochenta en Calasparra, á ocho leguas ó diez de Villardiente, comenzó á cortejar á una mozuela que era pura canela. Los padres de la moza lo supieron, y aterrados los pobres la dijeron: ¡Mientras d u r e tu vida no sueñes con unirte á u n parricida! -Pero el chico era bueno; ella le amaba y no se conformaba con que nadie á, sus planes se opusiera, aunque el muchacho hubiera sido huésped de todos los presidios y autor de novecientos parricidios. Al ver tal ceguedad el p a d r e de ella (que era tan testaruda como bella) montó cierta m a ñ a n a en su borrica, se fué al pueblo del novio de la chica á enterarse de si era malo ó bueno sobre el propio terreno, y el cura del lugar, h o m b r e corriente, así Je respondió tranquilamente: o juzgue usté á ese mozo p o r el mote, porque á nadie mató ¡si es m á s noblote. Lo que hay es que aj reñir hace seis años con u n a ingrata moza á quien amaba, sin lograr de ella más que desengaños, moza que toda su ilusión cifraba en cuidar u n a parra grande y vieja que adornaba el contorno de su reja, vengarse prometió de la m u y tuna, y una noche sin luna, cuando todo dormía en Calasparra, arrancó aquella parra maldecida, y desdo el día en que arrancó la parra todo el mundo le llama el parricida. E 1 I Ju. N- P É R E Z ZÚS IGA HV. mintai Jfgl ¡S! lt i- J íin! S