Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
til LLEGADA DE S M AL CAMPAMENTO décimo, y las dos compañías de infantería, u n a de cazadores de Madrid y otra de las Síavas, que h a n tomado parte e n estas escuelas prácticas, cuyas obras ha construido otra compañía del segundo Regimiento de ingenieros zapadores- minadores. Así, combinándose sobre el terreno en los ejercicios de tiro u n arma con otra, la infantería con la artillería, se pueden estudiar y deducir provechosas enseñanzas de los efectos del fuego, reproduciéndose con vivos colores ese sublime y grandioso momento del combate, al escucharse las secas y enérgicas voces de mando, el rodar de los armones y el estampido del cañón y del fusil, el agudo silbar de las granadas que vertiginosamente van á estallar sobre las posiciones enemigas, levantando inmensa nube de polvo y humo, y el ace- EJERCICIOS DE FUEGO a CABAN de tener lugar en la semana pasada en fa jl el campamento de Carabanchel las escuelas prácticas mixtas de infantería, artillería é ingenieros, que ha organizado el comandante general de artillería de la primera región D. Julio Fuentes. Ya se va rompiendo la costumbre añeja de que los regimientos vayan á ejercitarse en el tiro de guerra aisladamente, independientes unas armas de otra? f V O L V I E N D O UNA P I E Z A A B A T E K I A CAZADORES DE MADRID Y ARTILLERÍA DEL 2. REGIMIENTO rado eco de los disparos de los maüssers, cuyos proyectiles rebotan sobre los parapetos de las obras y acribillan las enemigas siluetas d e cartón. Terminado cada día el ejercicio, los espectadores militares que lo han presenciado y la tropa que en él h a tomado parte, conducida por sus oficiales, v a n á reconocer las obras que se h a n batido, para estudiar en ellas los efectos del fuego. ¡Lástima que en la organización de estas escuelas prácticas, que deben repetirse en haciendo fuego sobre m á s ó menos grandes bastidores de tela, con unos círculos concéntricos que representan la arcaica diana y el vetusto Manco. -j Ahora á esos bastidores sustituye, como se h a hecho hace ya algún tiempo e n Alemania, e n Eusia, en Francia y en algunas otras potencias militares, lo que en la realidad h a de ser batido por el fuego: obras de fortificación, cañones y hombres. Y así hemos visto estos días en Carabanchel á nuestros ingenieros militares construir trincheras para infantería y abrigos par i i r c omo se construyen en la guerra, colocándof- obras, e n los mismos puestos que ocuparían en 11 rante el combate, soldados de cartón, de tamafi con sus correspondientes uniformes pintados, i- i iluetas sostenidas cada una por estacas fuertemí w das en el terreno; y cañones de madera, y también de tamaño natural, montados e n cureñas y ruedas viejas. Sobre esos blancos, verdadera efigie de la realidad, h a n hecho fuego, con bala, las dos baterías de artillería, una del segundo liegimiento montado y otra del RECONOCIENDO LOS BLANCOS DESPUÉS DEL FUEGO SSS í, rsj: ¿Sr todas las regiones militares, haya habido los errores técnicos, y hasta n o técnicos, que oportunamente h a señalado la crítica profesional! Preseinció los dos ejercicios, vistiendo uniforme de campaña de capitán general, nuestro joven y animoso Monarca, acompañado de S. A. el Príncipe de Asturias y de su cuarto militar, asistiendo también el capitán general Sr. Macías y muchos generales, jefes y oficia les, m á s el primer día que el segundo, á causa de ciertos incidentes que posteriormente fueron bastante comentados e n los círculos civiles y militares. RECTITUDES F O T S ASENJO V SÁNCHEZ I.O PE S. M. OBSERVANDO E L EJERCICIO