Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BBA de! propio Balzae parecen los asuntos que en estos meses han preocupado más al público francés: primero, la colosal estafa de los Humbert, personajes no véleseos de primera fuerza, cuya pista sigue en vano la policía; segundo, la estafa urdida por el ex- banquero Boulaine, y su inverosímil fuga de la cárcel en compañía de dos agentes de policía y en las barbas de éstos. Boulaine, hombre listísimo, procesado á causa de una brillante serie de negocios sucios que había realizado hasta lograr quedarse con el dinero de cuantos tuvieron la candidez de creer en sus apariencias de gran señor, tenía tan domesticaE l ESTAF- VbOR BOULAINE DECLARANDO ANTE EL JUEZ dos á sus vigilantes, que iba con ellos al restaurant, al 1 JOI 3 de Bologne y a otros sitios más pecaminosos. Aprovechándose de esta coníianza logró evadirse á las puertas mismas del Palacio de Justicia, dejando con un palmo de narices á los dos polizontes. El jefe de policía- Mr. Cochefert ha estado á punto de ser dimitido violentamente por el descuido. Por fortuna suya, á los dos ó tres días logró atrapar á Boulaine, y ahí tienen ustedes á éste entre dos guardias, confesando sus maravillosas empresas. TRA cosa que divierte a los parisienses mucho más que las emociones folletinescas, es el albergar en su ciudad monarcas extranjeros. Últimamente ha estado en París nuestro augusto vecino el rey D Carlos de Portugal, y su presencia fué acogida en todas partes con grandes muestras de simpatía. Su Majestad, que es un cazador de primera, ha asistido á varias excursiones cinegéticas. ívfuestra fotografía le representa haciendo un alto en la cacería que se verifico en los bosques de Compiegiie, en compañía del nresidente Mr. Loubet y de los ministros íranceses y otras personalidades eminentes. O O S. M. EL REY DE PORTUGAL Y S. E. EL PRESIDENTE LOUBET CAZANDO EN EL BOSQUE DE CO. VIPIEGNE F O T O G S LEÓN BOUET