Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
(Por foro, D. Gabriel con melenas, barba, ojeras y un gabán color café hasta los pies. GABEIEL -BRAMA Yo, soy yo. lAh, qué gran cosa yo, ser yol Por eso dejo la luz del sol de allá arriba y en el sótano me encierro, que es la sombra luz del alma, y la luz sombra del cuerpo; y el alma que no está pura, EN EL SÓTANO Y EN LEGANÉS o Solano; puerta al foro; banco de piedra sobre el que aparece dormido, echado y encogido MENDO. MELENDO de pie. MENDO Hay quien dice que es Mahoma. MELENDO Ambos son escuderos, por lo gue de sus nombres se desprende. Aljlnal, D. GABRIEL. MELENDO otros, que es Fernando Séptimo. MENDO Cada vez que abre- os labios Dice una tontada, Mendo, lo mismo que mi Paquito, que es tonto de nacimiento. (Con. vos atiplada. lYo, soy yo i Paquito dice, y me lo tachan de necio. (Sentencie- so. Yo, soy yo Gabriel exclama, y dicen: ¡Qué pensamiento. Y es en don Gabriel muy blanco lo que en mi Paquito es negro. MENDO Despegue el cerrado párpado el nobíe y fiel escudero, (Mendo abre los ojos. y las exlernas imágenes la retina percibiendo, vuelva al mundo de los vivos quien así se entrega al sueño; (Mendo sonríe. su voluntad reconcentre en la parte del cerebro donde se dictan las órdenes para tendones y nervios, y mande eslírar al punto los entumecidos miembros; (Mendo ss estira. y doblando el espinazo, (Mendo queda sentado. y desdoblándole luego, (Mendo e leüanta. bolle con segura planta las losas del pavimento. (Mendo pasea. MENDO tiene arrugas, y existiendo tantas almas arrugadas, hay que estirarlas al fuego (Resplandor de incendio. Ya los rojos resplandores se perciben del incendio. MELENDO Y MENDO ¡Huyamosl GABRIEL Vegetales y animales no come. MELENDO Tiene por cierto que lechugas y perdices son seres hermanos nuestros. MENDO Trabajo inútil, unté todo el Universo con aguarrás y petróleo, alquitrán, alcohol, sebo, pez y glicerofosfatos, y después le prendí fuego. ¡Sum, qui sumí En la parrilla á mis semejantes tuesto, y así queda demostrado que yo soy un ser perfecto. MENDO Él á todo el mundo insulta y es con las damas grosero. M: LENDO Pero, ya que nos abrases, dinos quién eres al menos. GABRIEL Con haber dicho; Despierta y paseas, el buen Melendo ahorrárase en su discurso palabras, saliva y tiempo. ¿Qué me quieres? MELENDO De todo lo cual deducen que es Gabriel un ser perfecto. MENDO ¿Perfecto un hombre viruta? Loco está como un cencerro. MELENDO No sé si soy un problema de la mecánica abstrusa, ó una cabala confusa de la terrenal esquema. Referirte el extraño casamiento de don Gabriel de Medina, de esta fortaleza dueño, con Fuensanta. MENDO Há dos horas se han casado la Fuensanta y nuestro dueño MENDO Lo sé todo. MELENDO Y padrinos y testigos. aun cuando se despidieron, quedan detrás de la puerta atisbando. MELENDO Ro importa; yo te lo cuento, pues tú y- yo somos los dos consabidos escuderos que hacen l á primera escena del acto final. MENDO iQué indiscretosl MENDO Lo peor es que la boda haya sido á palo seco. MELENDO Comprendo. MELENDO Se dice que habrá esta noche tortillas al ron, ardiendo. MENDO Y en puridad, nos contamos lo que por demás sabemos: Es don Gabriel de Medina indescifrable misterio. (1 Cuadro 2. do tina revista reprcsentnble. Mas... alguienbajahaciaelsótano. MELENDO Es don Gabriel. MENDO ¡Sum qui sum! Tal es mi lema por donde quiera que voy, porque penetrado estoy de que entenderme no cabe. ¿Quién soy yo? iNadie lo sabel iNi Dios sabe lo que soyll (Caen los tres as Uciados por el incendio, que se ha propagado. Los dos bomberos de servicio suben al escenario. (Telón. Seguirá un sainete de costumbres nuadrilerias. Pues callemos. MELITÓN GONZÁLEZ