Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
t Q í ie S 2 íl 35 Lj Ea ¿Sd E 34 í? S 3 K KáSs 4- Ero cliii o, en qué aprieto me pones! ¡Mira tú que hace falta valor! ¿Conque u n gran almacén de jamones i n t e n t a s abrir en la calle Mayor y me pides consejo, y no en guasa, sobre el n o m b r e del tal almacén, p o r q u e quieres ponerlo en tu casa como otros comercios lo ponen también? Me parece que es gran desatino titularlo El jamón imperial 3 llamarlo La flor del tocino, La grasa elegante ó El cerdo juncal, pues cien nombres d e tiendas encuentro q u e no suelen tener relación on las cosas distintas que hay dentro, lo cual t e aseguro que es u n a irrisión. Yo recuerdo haber visto en u n día La violetas (despacho de pan) El topacio inmortal (gorrería) La cítara imberbe (café- restauran) L a mejor funeraria, Frascuelo La virtud (almacén de papel) La honradez (lechería modelo) La chufa (manguitos y abrigos de piel) Si es, pues, moda, aunque nadie lo entienda 1 que vengan los títulos mal, este rótulo pon en t u tienda: La rosa del valle. J a m ó n especial. A omitir el tal nombre n o vayas, pues lo más que te puede ocurrir e s que tonga l a tienda tocayas y. u n día el Heraldo nos llegue á decir: Doña liosa del Valle y Fachenda nos advierte, por si hay u n error, que no tiene que ver con la tienda que acaba de abrirse en la calle Mayor. Y adiós, chico, y si de estos renglones la substancia no llegas á ver, landa á casa unos cuantos jamones y acaso m e inspiren o que es menester. JUAN P É E E Z ZLÑIGA Lyt- x