Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
H ACB cincuenta y un años que el célebre físico francés Foucault realizó un experimento de efecto admirable, encaminado á probar el movimiento de rotación dé la. tierra mediante la desviación de las oscilaciones de un péndulo colgado de lá cúpula del Panteón Nacional, en París. A aquel precioso experi mentó asistió numerosísimo público, aunque no tanto como el que lia concurrido al mismo sitio, donde se ha repetido la prueba, dirigida por el sabio astrónomo é ilustre, amigo n u e s t r o Mr. Camilo Flammarión y por el distinguido físico Mr. Berget. Constituye el péndulo una bola de plomo, que p e s a 28 kilogramos, atada á una cuerda de piano, que tiene 67 metros de longitud y siete décimas de milímetro de grueso. La EL EXPERIMENTO DE FOUCAULT suspensión se verifica meHECHO EN EL PANTEÓN DE PARÍS POR; LOS SEES, FLAMMARIÓN Y BERGET FOT. DE LA VIE ILLUSTRÉE diante una fuertísima pinza de cobre sujeta al centro de la elevada cúpula. Cada oscilación doble dura dieciséis segundos, y una vez el péndulo en movimiento, las oscilaciones prosiguen algunas horas, disminuyendo, naturalmente, en extensión. El péndulo, sujeto por un hilo de seda, se pone en movimiento por sí solo en cuanto el experimentador quema el hilo, y como en la parte inferior de la bola lleva una larga aguja, ésta va dejando huella de las oscilaciones sobre un círculo cubierto de arena. Entonces se ve que, obedeciendo al movimiento rotatorio de nuestro planeta, cada, raya de las señaladas por el péndulo se desvía un poco, tres milímetros y medio, de la anterior. Al ca. bo de cinco minutos, la desviación es de unos seis centímetros y medio, resultado sensible que satisface á la más exigente curiosidad científica. E S TEE los muchos teatros que han comenzado la campaña de invierno en Madrid, no parece que será el menos favorecidj el Moderno, donde actúa una excelente compañía dirigida por el conocido primer actor D. Francisco Jarcía Ortega, y en la que figuran su bella esposa la distinguida actriz Pepita Nestosa y la señora Alverá. Deseamos á todos buena suerte y buenas obras, ya que sólo en éstas se halla la salvación del fiel cristiano y del buen empresario. LA PENA NEGRA SRTA. SAMPEDRO, SRA. NESTOSA, SR. GARCÍA ORTEGA, SE. JUÁREZ, SR. PORREDÓN FOT. CIFUENTES