Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS GRANDES ACTORES DEL TEATiRO ESPAÑOL MARIA LADVENANT Todos cuantos hablan de ella lo hacen con gran encomio. El discretísimo actor H u g a l d e en su origen del t e a t r o Español, afirma que sin el menor reparo se la puede dar con justicia el nombre de la actriz más e x c e l e n t e que h a t e n i d o aquel hombre de ciencia, Rita abandonó el teatro, llevó una vida muy apartada en El Pardo, á donde se retiró, y completamente olvidada falleció en 1832. ROSARIO FERNÁNDEZ (LA TIEANA) MARÍA LADVENAKT nuestro teatro Español en el siglo x v m Por su aspecto, María Ladvenant e r a una dama linajuda; su aire de gran distinción, su mesura y sus modales irreprochables la granjearon las simpatías de la aristocracia de la época. Las dificultades de la música no existían para ella; su voz melodiosa la ayudaba mucho, al par que su donaire, su gracia natural y su incomparable belleza eran como un e n c a n t o para el concurso, incluyendo la regüño- Era una mujer avasalladora. Disponía á su antojo del público. ¡Juzgúese del mérito de Rita Luna cuando en alguna ocasión logró a r r e b a t a r l a los aplausos! Juntas las dos, Rita y Rosario, estrenaron en el corral del Príncipe El señorito mimado, de D. Tomás de Iriarte. El Diario de las Musas insertó unos versos en q u e a m b a s anunciaron al público el estreno de d i c h a obra, celebrado en 1790. Hicieron la obra de Iriarte solamente mujeres, y además MATILDE DIEZ de las dos citadas, la Ferrer, la Concha y la Luisa, y es fama que tanto María del Rosario como Rita Luna trabajaron admirablemente. MATILDE DÍEZ El talento artístico de la gran actriz madrileña abrazaba todos los géneros, desde la tragedia más emocionante hasta la comedia de costumbres. El ruido de los éxitos que obtenía en Sevilla hicieron á Grimaldi contratarla para el teatro del Príncipe en 1834. Matilde casó con elfamoso Julián Romea en 1836. En 1860 produjo muchos comentarios y gran polvareda un comunicado que Matilde publ en los periódicos i liéndose de las acerbas censuras que la dirigieron algunos escritores. La ú l t i m a obra que representó fué la de Hurtado titulada La voz del TEODORA LAMADRID Seis años hace que falleció la i n s i g n e actriz zaragozana. Su primer papel, el del niño en el drama Orestes, lo interpretó ante Fernando VIL Merced TEODORA LAMADRID R I T A LUNA na é inquieta mosquetería. BITA LUNA Rita Alfonso y García, pues éstos eran sus apellidos paterno y materno, se presentó á los diecinueve años de edad en escena. En 1 Y 92 ingresó en la compañía del c o r r a l del Príncipe; fué r i v a l afortunada de la famosa Tirana, á la cual venció en la tragedia La esclava del JSÍe ¡ro Ponto. Mas est a s rivalidades determinaron su salida del corral del Príncipe, pasando al de la Cruz. Cierto módico allegado á Eloridablanca la hizo concebir tal pasión amorosa, que á la muerte de ROSARIO FERNANDEZ L A TIRANA) á la p r o t e c c i ó n del conde de San Luis, ingresó en el Teatro Español Teodora estaba inimitable lo mismo en Los amantes de Teruel que en La bola de nieve, en La estrella de Sevilla que en JEÍ tanto por ciento. Vivía de sus ahorros, y al fin los perdió en una quiebra, por lo cual se tuvo que atener á su sueldo del Conservatorio.