Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ON la alegría y el entusiasmo habituales se ban celebrado este año las fiestas del Pilar en Zaragoza. Como dice muy acertadamente nuestro querido amigo y colaborador Luis Bello, hay quien se queja, sin motivo ni lazón filosófica alguna, de la escasa novedad que ofrece el programa de festejos; pero quienes tal piensan y dicen no caen en la cuenta de que los más de los forasteros no acuden á Zaragoza por el deseo de asistir á los juegos florales, ni de ver los árboles y castillos de pólvora, ni de presenciar las corridas de toros. Si éstos últimos son festejos para los honrados é inocentes baturros que no entienden de filigranas, consérvense enhorabuena y no se trate de introducir en ellos alteraciones sensibles ni refinamientos inoportunos; y para la muchísima gente que acude á Zaragoza guiada por la fe en el santo Pilar ó por el deseo de conocer la ciudad heroica, lo mismo significa el que haya más ó menos fiestas. Lo principal es recorrer las calles donde se realizaron las épicas hazañas, visitar el Pilar y la Seo, ver la procesión del Eosario Este año ha habido en la procesión un paso más, el último, completamente nuevo, compuesto y tallado por el excelente escultor valenciano D. Francisco Borja. Como nuestros lectores pueden ver por la fotografía adjunta, es un grupo trazado con bastante arte. C OMPLETAMOS la información que dimos en los nvimeros anteriores respecto de la muerte y entierro deZola, publicando una interesante fotografía que representa el momento en que los exaltados nacionalistas quisieron penetrar tumultuosamente en el cementerio, siendo rechazados por las fuerzas de la guardia republicana. Aun cuando no ocurriesen durante el entierro las manifestaciones que se temían, de realizarse E L N U E V O G R U P O DE L A P R O C E S I Ó N D E L P I L A R E N ZARAGOZA los propósitos de los nacionalistas se hubiera deslucido FOT. LETE la solemnidad del sepelio, al que asistió todo el París intelectual, pronunciando elocuentes discursos en honor de Zola el ministro do Instrucción pública Mr. Chaumié, el distinguido escritor y tüscípulo de Zola, Abel Hermant, que fué uno de los colaboradores del libro Les soirées de Médan, y el ilustre novelista Anatole Prance. C EN EL ENTIERRO DE ZOLA. LA GUARDIA REPUBLICANA RECHAZANDO A LOS NACIONALISTAS FOT. GSIBAYEDOFF