Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A continuación se pusieron las banderas y comitiva á la cabeza del regimiento y se dirigieron al cuartel, donde fueron recibidas con salvas, cohetes y vol. i dores. E n la fachada Sur del cuartel se t butaron al glorioso pendón los honori- J correspondientes, haciéndose varias descaí gas por todo el regimiento, y después, C las solemnidades de ordenanza, fueron dijpositadas las banderas en el cuerpo de guardia. Por la tarde se verificó en el patio del cuartel, que estaba adornado con sumo gusto, una alegre fiesta, quemándose vistosos fuegos artificiales. Los soldados disfrutaron de u n rancho extraordinario y las clases de tropa se reunieron en fraternal banquete. Lo mismo hicieron por la noche los generales, jefes y oficiales en el salón de actos del Instituto, donde se sirvió espléndida comida en la que reinó la más franca alegría y se pronunciaron elocuentísimos y patrióticos LA BANDERA. P R I M I T I V A D E L REGI. VIIENTO D E Z A P A D O R E S M I N A D O R E S discursos. F O T S MURO Al día siguiente continuaron las fiestas, en las que se patentizó y puso de relieve la hermosa compenetración de sentimientoi de ideas entre el pueblo y el ejército. OMO reguero de pólvora van cundiendo entre las clases obreras andaluzas las ideas disolventes de la sociedad. Lo que en Alemania, en Francia ó en Inglaterra h a re- 3 querido y necesitado años y más años de propaganda y de predicación teórica para pasar del cerebro del pensador solitario á la palabra del orador de meeting y de ésta á la cont ciencia de la muchedumbre; lo que aun después de muy repetido y adornado con todas las c galas de la imaginación para presentar ante los ávidos ojos i- K de las masas desheredadas V porvenires de ilusoria felicidad y de abundancia fantástica no ha hecho mella en el ánimo de los trabajadores de los deTERES. A C L A R A M U N T LEOPOLDO BONAFULLA más pueblos europeos sino después de larguísimo período, en España se ha impuesto en breve tiempo y ha lanzado á la lucha á miles y miles de obreros. Pero de la rápid a extensión y circulación de esas ideas son prueba los recientes y tristísimos sucesos ocurridos en La Linea, y que han coincidido con la activa propaganda hecha en las provincias andaluzas por los célebres agitadores Teresa Claramunt y J u a n José Esteve, más conocido por Leopoldo Bonafulla, cuyos retratos publicamos. C i: 1 T EL T R A X V I A DE VAPOR E. V M A R C H A ANTAS veces se ha dicho y en tan variados tonos la conocida y errónea simpleza de que Madrid no tiene alrededores que es menester ya demostrar de todos los modos posibles cuan equivocados andan los muchos vecinos de Madrid pertenecientes á la familia de las ostras ó de las madréporas, y para quienes sería u n verdadero milagro el lograr arrancarse de la concha ó costra madrileña y salir andando en cualquier dirección en