Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REViSTA fLUSTRADA AXO X I I MADRID, 13 DE S B P T I E M B E E D B 1902 NUM. 593 ENRIQUE GASPAR los s e s e n t a a ñ o s cuando aún podían esperarse nuevos y sazonados frutos de su ingenio, ha fallecido, víctima de cruel enfermedad, el insigne dramaturgo. Enrique Gaspar, el mejor, y podemos decir que el único discípulo de Tamayo, no pertenecía á la generación romántica, ni á la escuela realista, ni á la simbolista y alegórica. JSÍO era hombre de escuela ni acostumbraba seguir pautas ó normas por otros trazadas. E r a sencillamente u n grande y agudo observador de la realidad, u n experimentado conocedor del mundo, u n hombre que conocía el secreto maravilloso que consiste en hacer dramatizable la vida común y diaria, en sacar del mundo actual los dramas y las comedias que siempre está ofreciendo al que le considera con los ojos del filósofo ó con los del artista. La naturalidad, la fidelidad al modelo vivo son las condiciones salientes de su teatro. Populares son sus dramas y comedias La levita cuyo recuerdo evoca la memoria del insigne Vico, prodigioso intérprete del papel de protagonista; El estómago, Las sábanas del cura. La lengua. La Administración pública y aquel admirable estudio social Huelga de hijos, obra que, cuando pase la época de las discusiones, se reconocerá como una de las mejores del teatro contemporáneo. Porque bueno es advertir y recordar que Enrique Gaspar no buscaba ni perseguía el éxito fácil que se obtiene sin trabajo, halagando ó contentando Jas inclinaciones vulgares dominantes en el público, sino que amaba la lucha, deseaba ser discutido y criticado, y probaba para ello todas las fórm u l a s dramáticas antiguas y modernas. ¡Descanse en paz el ilustre autor dramáticol FOT. ESPLUCAS ÍQiM 1