Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
í Trece cañones enfilados proclaman con sus bocas abiertas la anarquía legal, la ruina, la muerte. Y esa es la única reflexión triste que surge ante los prodigiosos adelantos de la fabricación de Trubia, ¡Dios mío, cuánto inventa la humanidad para destruirse! Día 10. -Descanso dominica! El Key oye misa en la catedral. JS o se visita nada. Los alcaldes de los concejos asturianos desfilan ante el Bey, que tiene para cada uno de ellos una frase oportuna. También el ser rey tiene su trabajo. Eecordemos cada cual sus diec iséis años y reconozcamos que en aquella dichosa edad el ser serios, discretos, oportunos, hubiera sido imponernos un suplicio. Oviedo luce espléndidas iluminaciones. La bella ciudad ha hecho gallarda ostentación de su buen gusto y de su dinero, derrochando ambas cosas. S o tiene más que un defecto. El polvo es insoportable. No se riega, porque haj poca agua (pronto habrá mucha) Y no llueve yo creo que porque hasta el buen tiempo ha sido contratado por el Ayuntamiento para hacer más grata la estancia de la corte. Día 11. -Se repite la visita á Trubia. Hay mucho que ver, y en dos días no se ve todo. El Rey dispara dos cañones Ordóñez, y á instancias de Asenjo, mi compañero de BLAÍÍCO Y NsaEO, dispone u n grupo sobre el cargadero y da la voz de mando: -Baterías, apunten ¡fuego! Y la placa queda impresionada. Puede que también lo estuviese Asenjo, á quien el Bey había dicho sonriéndose: -Si no nos saca usted bien, debemos fusilarle. ÁNGEL M A E I A E L KEY C O I i T E M P L A r i D O UN CAÑÓN J I U N Á I Z- A K O Ü E L L E S rOT. ASENJO CASTELL EN EL P R O B A D E R O DE TRUIÍLA. GRUI O COLOCADO POR SU MA. TESIAD EL R E Y Á S O L I C n U D DE N U E S T R O RED. ACTOR- FOTÓGR. AFO SR. A S E N J O