Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
OBREROS AGRÍCOLAS TOMANDO KL GAZPACHO redes. Loa rostros, ennegrecidos, barbudos algunos, con la patilla redonda andaluza otros, eran sombríos, y cuando resaltaban en ellos las pupilas blancas y los dientes marfileños, tornábanse siniestros. El orador colocábase sobre una mesa, en el umbral del salón, de manera que lo oyesen los del salón y los del patio. Y para oírlo, los campesinos encaramábanse sobre las hojas de la puerta, sobre el marco de las ventanas, sobre los frisos, formando así algo escultural, de ornamentación arquitectónica, de altos- relieves magníficos. Yo no recuerdo orador más ameno que un segador da Grazalema, que habló en este mitin en pro de la comunidad de las tierras, citando con cruel ironía qué sé yo cuántos textos de los Santos Padres, que ase guraron antes que Proudhon que la propiedad es un robo. Ha habido en Jerez hasta hace unos días cerca de seis mil campesinos sin que comer y sin vivienda la ma o ría. Apenas si nos hemos dado cuenta de su presencia. Solamente en la Plaza del Arenal permanece desde el amanecer hasta las once de la noche un gran grupo silencioso, cuyo personal se renueva de vez en cuando sin que nadie lo perciba ni lo sienta. Este grupo parece que recoge en aquel lugar céntrico todas las palpitaciones de la burguesía y de las autoridades de Jerez. De él parten en seguida correos misteriosos, invisibles, que en un instante difunden por toda la ciudad y luego por los campos, cuanto se trata, cuanto se acuerda cuanto se propone. A veces un signo incomprensible basta para decir algo importante; á veces un hombre que pasa por una calle ó cerca de la puerta de un cortijo es una noticia ó una orden. Este misterio de la organización, que públicamente no consiste en otra cosa que en sociedades de resistencia al capital, es el origen del temor que aquí se les tiene á los campesinos. Pero ya pasaron aquellos días de Hi L I K LA ERA. OPBRAOIÓN DK LA TRILLA HKOHA CON MAQUIKA MOVIDA i VAPOR M r