Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
N N ífl. J 4. 1. social es tanto más grave porque el temperamento del obrero es dístiüto al del patrono, porque cada uno t ene su carácter sus ideas, y por consiguiente, nunca marcharán de acuerdo; ¿y qué pasará el día que la cuestión social como la Montaña Pelada, erupte? Ah! Entonces veremos cómo el capital lucha y perece y cómo el trabajo domina al capita Yo creo que si los Gobiernos no estudian seriamente esta cuestión, lleeará aque A r i 8 96. ¿Ideas? ¿Medios para resolver el problema? A- hl o hay más que uno. Aumentar el jornal á los obreros, darles la jornada de cinco horas, el ocho por tV! u TM y vino en todas las comidas. ¡Ecco ü problema! como dijo Ariosto en MI Jermalén libertada. Sobre la situación del Gobierno permítame usted qae me reserve mis opiniones. Próxima la reunión de oortes, allí, ante la representación nacional formularé mis quejas y combatiré la gestión del ministro de Hacienda, que considero desastrosa. Hay que mejorar nuestros valores en el mercado, restringir la circulación del papel- moneda y sobre todo el tipo del cambio. ¿Que cómo se hace todo esto? t Ahí Eeduciendo gasto s introduciendo eoonomías considerables y convirtiendo la Deuda perpetua en provisional y pasajera. No soy de los pesimistas de los que creen que Espafia es un país que camina á su ocaso; antes al contrario, creo que éste es un país fácilmente regenerable: el pueblo es bueno, el soldado es bueno, el marino también: la primera materia, en una palabra. ¿Dónde está el mal? ¡Ah! En nuestra ruinosa organización secular y corrompida Hay que hacer la revolución de arriba á abajo y de abajo á arriba. Hay que remover la tierra con el arado de la voluntad y sembrar la nueva semilla. En aquel momento entraron alegres y bulliciosos los niños de Gómez Bencina, y me pareció prudente poner punto ft la entrevista. Y despidiéndome carifiosamente me sefialó la puerta y se quedó mirando al mar S momento agitaba su blanca cortina de espuma. -Bewííez (Prohibida la reproducción de estas declaraciones. Por la copia. DIBliJOS DE ROJAS LUIS G A B A L D O N JE