Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Vif í LA r. ALDERA QUE HUO BXPLOStÓN, LANZADA Á OCHENTA MÍTROS DEL SITIO DEL SINIESTRO plazo más ó menos largo, las flestasanunciadasseveridcarán con el esplendor mismo con que debieran haberse celebrado ahora. o ganamos para catástrofes. De las más extrañas y terribles ha sido la ocurrida en Algeciras el día 27 de Janio pasado. A las doce menos cuarto de dicho día, la caldera de la locomotora número 2 llamada Algeciras, que se hallaba en la cocheraalmacón de la estación, estalló repentínamente, causando el derrumbamiento de casi todo el edificio y la muerte instantánea del maquinista, los fogoneros, el ayudante mecánico y el limpiador, que estaban alimentando y preparando la máquina; resultaron heridos T í w I! íi N ESTADO KN QUE QUEDÓ LA OOOHBKA- ALMACBN DE LA ESTACIÓN DE ALGECIRAS DESPUÉS DE LA EXPLOSIÓN LOS DOS ÚNICOS OBREROS SUPERVIVIENTES DE LA CATÁSTROíB otros obreros, y de mayor gravedad el ajustador de los talleres. De lo tremendo de la explosión puede juzgarse por nuestro grabado, en que se ve la caldera, que pesaba más de dieciséis toneladas, y que fué lanzada por los aires á distancia de unos ochenta metros. Igual suerte corrieron los cadáveres de los desgraciados obreros, qaienes quedaron horriblemente mutilados. Se supone que las cansas de la explosión fuesen el mal estado de la caldera ó la interrupción de las válvulas automáticas de seguridad. El hecho ha producido grandísima impresión en Algeciras, y por sus extraordinarias circunstancias la causará en todas partes. FOT. L. QÁZQUIZ