Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
OS corresponsales de la prenNO de los monarcas más ansa norteamericana, quienes cianos y más respetados del hace mucho tiempo que borraron mundo, el rey de Sajonia, falleció de su diccionario la palabra imel día 19 del corriente. posible, acudieron á la infortuna El difunto soberano se llamaba da isla de la Martinica desde los nada menos que Alberto Federiprimeros momentos de la catásco Augusto Antonio Fernando Jotrofe, cuando aún la Montafia Pesé Carlos María Bautista Juan Nelada seguía vomitando fuego y pomuceno Guillermo Javier Jorge amenazando con la muerte á todo Fidel; nació en Dresde el 23 de ser humano ó barco que tuviera Abril de 1828. Sucedió en el trono la osadía de aceicarse. Á su padre el rey Juan en 29 de Octubre de ISÍS, y casó en 18 de Desafiando todos los peligres, Junio de 1853 con la princesa Caaquellos audaces periodistas, verrolina Federica Francisca Estefadaderos héroes del deber de la nía Amelia Cecilia, hija de Gustainformación, han publicado ya en vo, principe de Vasa, de la casa de los periódicos de su país curiosíHoletein Gottorp. simas noticias gráficas, de las cuales entresacamos dos terribles La casa real de Sajonia pertenotas, u n a de ellas evoca inmenece á la rama segunda de Wediatamente el recuerdo de los catin, llamada rama Albertina, que dáveres de Pompeya que se conobtuvo el Electorado en 1647. El servan en el Museo de dicha ciuelector de Sajonia Augusto I faé dad y en el de Ñapóles. No puede elegido rey de Polonia en 1697, y imaginarse figura más dantescasu descendiente en la tercera gemente horrorosa que la de esa po neración, Federico Augusto, asubre madre á quien la catástrofe S. M. EL REY DE SAJONIi, FALLECIDO KL DÍA 19 mió en 1806 la dignidad de rey sorprendió amamantando á s u p e de Sajoni El difunto rey Alberto supo conllevar con gran quefiuelo, y que en el primer impulso de miedo y de dignidad la especial situación en que el predominio amor maternal no supo ni pudo hacer otra cosa que de Prusia colocó á los demás principes de la Confe proteger con s us brazosel cuerpo de la criatura. La otra deración germánica. El emperador Guilleimo le apre- fotografía reproduce el aspecto de la principal arteria comercial de San Pedro de la Martinica, tal como ha ciaba y respetaba extraordinariamente. Mucho le querían también los literatos y los artis- quedado después de la explosión. Apenas sidos ó tres tas, á quienes supo proteger espléndidamente. El paredones cuarteados dan lejana idea de que en aquel Museo de Dresde es, gracias á la iniciativa del ilustre sitio de tristeza, desolación y muerte ba habido el día soberano, uno de los mejor organizados y conservados anterior vida, alegría, industria, y de que por allí han pasado todos los anhelos y los trabajos humanos. que en Europa existen. U L CATAS- IBOFB DE LA MARTINICA. B B S T O S D B L CADAVBR DE UNA NBGBA BAJO LA LAVA VOLCÁNICA LO QUE HA QUBDADO DE LA CALLE PRINCIPAL DS SAN PEDRO DE LA MARTINICA DEL COLLIB S WESKLYD