Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
que no sean paia nno, debe poner de muy mal humor. En ñn, siempre queda la satisfacción moral, y ésta vez la del Sr. Rodrígáfiea es grande y legítima. Enhorabuena. Se abrieron los Jardines del Buen Retiro, sitio favorito de los madrileños en verano. El tiempo no ayuda, pero aun así y todo hay mucha gente, y las óperas, sin aeinadonales como las soñó D. Luciano, las cantan bien unos artistas modestos, y en los entreactos el público toma el fresco y lo pasa bien por poco dinero, que es lo qne importa. ¿No habíamos quedado, en que eso de los banquetes era cosa cursi y pasada de moda? Cada día hay más, y todas las clases sociales banquetean. En los Viveros no se pasa día sin su banquete de ochenta ó cien amigos que celebran algo de otro. La semana pasada hubo LOS FUTUROS COSTILLARES DB LA CALLE SE SEVILLA uno á veinte duros cubierto. ¿Qué comerán? diría el cochero. Langostas con cabos de esmeraldas y caracoles con los cuernos de oro. Contrastan estas abundancias con la situación de los segadores y obreros del campo, que uno de estos días van á segar cabezas y van á celebrar banquetes de carne humana. Allá por el año de ochenta y ocho hubo en Sicilia una revolución obrera, y lo primero que vimos los periodistas extranjeros que fuimos á tomar información eran unos carteles que decían: tChuletas de gendarme á cincuenta céntimos, Aquí no llegaremos á eso, porque ya estamos acostumbrados á que nos vendan en Madrid carne que es de todo menos de vaca. ¡Quién sabe si nos habremos comido á algiin convecino los días de las fiestas! Paul Bourget ha estado unos días en Madrid. Le chocaron mucho ios grupos de la calle de Sevilla, de hombres con rabo en la cabeza, sombreros anchos y la posteridad al aire ubre. Es una de las primeras impresiones de todos los viajeros. ¡Parece una raza apartel El filósofo de la ssmaaa aaterior ha sido un hombre de cien años que ha querido suicidarse, harto de estar aquí. La verdad es que para lo que da de baeno la vida, cien años son una lata cuando un sujeto no tiene dinero. Pues no se mató el tal. ¡Tendrá que tragar vida unos afiitos más y leer las obras completas de los académicos nuevos! Hay seres privilegiados que no quieren irse del mundo, y hacen muy bien. La- centenaria del Hospital General se ha suscrito al Diccionario Larrousae, y piensa leerlo todo. El conde de Cheste se pasa las tardes jugando al corro. María Guerrero y Fernando Mendoza han hecho brillantísima campaña en la Oo ruña, y al mismo tiempo mucho bien á los pobres. Madrid les espera impaciente, y la campaña del invierno será de seguro tan notable como las anteriores. Ea América han ganado dos millones. ¡Qjié comerán! Y siguen los partidarios de quedarse en Madrid ó de ir á sitios donde haya árboles frondosos ó aire de la sierra, y nada de aguas, ni baños, ni inhalaciones. En Pozuelo han abierto un restaurant que cura muy bien la debilidad del estómago, y en la Ouasti de las Perdices se abre el apetito en cuanto se llega. La Corte, los senadores, los diputados, los ministros, se preparan á veranear y á dejarnos aquí solitos á los partidarios del Madrid üíZZe d eanx. Los ministros son todos muy amables, contestan todas las cartas, tienen una palabra cariñosa para cada amigo, pero no hacen nada por nadie. Hay alguno que es modelo de cortesía: ya puede usted pedirle la luna, que se la ofrecerá; pero si quiere usted cogerla, tendrá que pedírsela á Vital Aza. Nosotros á pedirles cosas, y ellos á negarlas con buenos modos, podemos apostárnoslas. Que es lo que dice Canalejas -Yo te saludo, tú me bendices, ¡me alegro de verte bueno! EüSBBlO BLASCO F O T S MUÑOZ DE B A E N A CAS NO Y P L A Y A D E L O S QÜB V E R A N E A N EK M A D R I D