Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICAS MADRILEÑAS -í lí LA SEMANA PASADA C UANDO era niño, el Rey oiría de seguro cantar á las niñas que juegan al corro en la plaza de Oriente: Arrión, tira del cordón, cordón de la Italia Y el otro día S. M. debió acordarse de la copla, porque estuvo tirando del cordón toda la tarde, descubriendo estatuas. Desde Lope á Eloy Gonzalo, hemos recorrido toda la escala social de bronce, y donde rtb Aaifc jfiflEI iai más pudo ver el Rey su popularidad fué en la plaza H I I B Í- 1 íw del Rastro, donde un batallón de barbianas de pafio B í f i- t J S M K T R V i lón repitieron las ovaciones á la Real Familia. ¡Cuidado si hay mantones de mil. pesetas por aquellos barrios! Allí están las Américas, no las hemos perdido todas todavía. También estuvo el Rey en la Exposición de Avicultura, que ya se cerró, y en ella se encontró con una novedad que ilustra esta crónica: ¡Un ministro con once hijosl El señor Suárez Inclán llevó al Retiro su colección de niños, que son todos muy guapos, y nos hacen esperar que si S. E. es tan fecundo en el Ministerio como en su casa, las obras públicas no van á- -poder contarse. A discurso por hijo salió el infeliz en los Viveros, donde después de un banquete que le S. M. BL REY DESCUBRIENDO U N A ESTATUA dieron sus paisanos le largaron once sermones al aire libre para hacer la digestión del arroz. La elocuencia va degenerando en epidemia, y se pega. Objeto de todas las conversaciones ha sido el robo de veinte mil duros hecho á un señor en pleno día en el Banco de España. Mucha gente ha querido contarme cómo pasó. ¿Recuerda usted aqueDa escalera que hay á la derecha? ¿Yo qué he de recordar, si no he estado en el Banco nunca, y creo que me moriré sin verlo? Como no den un baile alguna vez ¿á qué quiere usted que vaya yo allí? La feria del Retiro está muy animada; realmente es un gran desahogo para el público madrileño, y una economía, porque este año habrá muchísimas familias que no saldrán á veranear, y harán bien, porque eso de ir á tomar aguas que todas sirven para todo y no curarse y gastar dinero y rodar por los hoteles, va siendo ya muy pesado. Es preferible pasarse la noche en el pabellón del Casino, donde se come muy bien y no hay módico. Pero se suplica á quien corresponda, que media hora antes de apagar toquen un tambor ó una trompeta ó disparen unos cuantos cañonazos, porque encontrarse de pronto á obscuras en el estanque y tener que ir á tientas hasta la puerta, es muy grave. A uaa familia compuesta del padre, la madre y tres niñas muy monas, les sucedió un disgusto muy grande la otra noche. Al papá le robaron la cartera, en la que llevaba un décimo de la lotería, la cédula de vecindad y unos versos de Qrilo; á la mamá le dieron un empujón y la tiraron patas arriba, y á las niñas las dijeron al oído unas cosas que no pueden salir en letras de molde. Hay que acabar la sesión nocturna más tarde, ó dejar que la gente salga con luz, ó atar á los concurrentes con una cuerda, de modo que salgan en ñla como los presos. En la Chocolatería Cosmopolita hay unas japonesas de Puerta- Cerrada preciosas, y unas parroquia ñas que danlas horas y las medias. Son muy guapas, aunque me esté mal el decirlo. EusEBio BLASCO FOTS. MUÑOZ DE BABNA EL MINISTRO DE AGRICI. LTURA Y SU FAMILIA EN LOS JARDINES DEL BUBN RETIRO