Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FHRiNANDO Vil A fecha más memoTable en la historia de Fernando VII, es la de 31 de Diciembre de 1832. Interesante como la más dramática novela es la relación de la formidable lucha entablada en el Palacio Real desde Septiembre hasta Diciembre de aquel afio entre el odioso partido carlista, én aquellos momentos nacido, y la reina dofía María Cristina. En el recinto del palacio de San Ildefonso desenvolviéronse las m á s inrames asechanzas y las intrigas más arteras para lograr que el rey, moribundo, llegase á abolir la Pragmática sanción, como lo hizo el 17 de Septiembre, declarando, por consiguiente, heredero de la corona á su hermano 1) Carlos. Creíase éste ya rey; gozábanse en su triunfo los aposto les del sangriento oscurantismo; ahogábanse en aquella atmósfera los sentimientos de piedad y dulzura de la Eeina; cala de nuevo la nación en las negruras y horrores del despotismo... Por fortuna, Dios quiso que el moribundo Rey recobrase la vida y la razón, que se hiciese cargo rápidamente de los bienes que para él ypara la nación representaban las ideas de su esposa y el restablecimiento de los derechos de sus hijas, y entonces, con la clarividencia propia de quien ha visto la muerte á su lado y la siente aun en torno suyo, volvió Fernando sobre su acuerdo, y el último día de aquel año memorable reunió en su cámara al arzobispo de Toledo, ministros, consejeros de Estado, de Indias y de Castilla, l C Grandes de Espafia y títulos del Reino, diputados de las provincias exentas y otros personajes, y ante todos ellos mandóleer una declaración solemne: la de que al derogar tres ineses antes en San Ildefonso la Pragmática sanción, destruyendo las leyes fundamentales de la Monarquía, había obrado sin conciencia y movido pOr la turbación y la congoja. En esta declaración se encuentra la clave de toda la azarosa historia de Espafia en el siglo xix. Para realizar aquella milagrosa transformación en el ánimo de Fernando VII bastó una cosa que todo lo puede: el amor de una mujer buena y de unas criaturas inocentes.